viernes, 03 de abril de 2020
   
 
20/11/2019
     
Máximo Jefe

Ya era el diputado con más poder propio en el bloque y Rossi estaba en permanente consulta con él. Tiene buena relación con Massa. Las necesidades de Alberto en Defensa anticiparon definiciones. Dudas en el peronismo no kirchnerista. Relaciones con el Presidente.

 El año político en general y para el peronismo en particular fue muy intenso. La unidad final que devino en victoria en  octubre y regreso al poder el próximo 10 de diciembre parecia muy improbable el verano pasado. En este tiempo el rol de Máximo Kirchner fue clave cómo el principal armador de la ex presidenta en todo el país y junto con el Presidente electo los que mas trabajaron por la conformación  amplia y plural del Frente de Todos. Habló con todos los dirigentes nacionales pero particularmente se encargó de  Provincia de Buenos Aires y coronó  con Kicillof Gobernador  e intendentes propios de La Cámpora en  Quilmes, Moreno, Santa Rosa (La Pampa) y un par de ciudades en Tierra del Fuego. El rol de Agustín Rossi fue mas acotado. Siempre tuvo mucho consenso en su bloque pero el dueño del poder en Santa Fe hoy es Omar Perotti y el dato no es un detalle menor. 

   Sergio Massa y Máximo Kirchner, personalmente, negociaron durante meses el regreso del primero al peronismo y la relación personal que se construyó fue buena. Alberto Fernández por su parte también tiene un vínculo personal  con el tigrense y nunca dejaron de hablar en los últimos diez años. Influyó este grupo de tres en la posibilidad de Máximo jefe de bloque?  Es muy factible.. La relación Massa - Rossi, en cambio, nunca tuvo tanta fluidez. Fue llamativo cuando empezó la transición cómo el primero impulsaba con énfasis el tratamiento en extraordinarias de un eventual Consejo de Seguridad y Rossi respondía que no había nada, que lo único prioritario a partir del 10 de diciembre serán las leyes económicas y sociales.

  Los últimos dos años Máximo Kirchner y Agustín Rossi convivieron sin problemas en el Bloque pero la opinión del primero fue siempre particularmente relevante.  La concentración de funciones en el hijo de la ex presidente no debería resultar ahora mayormente compleja.  El Ministerio de Defensa a Rossi es un puente de plata  para el santafesino? Difícil saberlo. Pero es cierto que Alberto Fernández siempre lo consultó sobre temas del área y que el momento político de Latinoamérica hacen al lugar y lel cargo particularmente sensibles. El Presidente electo necesita de funcionarios allí de mucha confianza y  la relación de ambos es muy prolongada. El principal promotor de Agustín Rossi diputado por Santa Fe y posterior Jefe de Bloque en el 2007 fue el Jefe de Gabinete de aquel momento. Lo que viene para él en el Ministerio de Defensa no es sencillo. Alguna vez habló ya de las duras condiciones presupuestarias de las tres fuerzas y de la falta de proyecto para los uniformados desde hace mucho tiempo. Tampoco es casualidad que precisamente anoche Rossi haya impulsado un proyecto consensuado con las otras fuerzas para ir mejorando el presupuesto para Defensa, progresivamente, en los próximos cuatro años.

  Si bien todo indica que la designación de Máximo Kirchner tiene el consenso pleno del futuro Presidente de la Nación y del titular de la Cámara, en otros sectores hubiesen preferido menos cambios. Entre los casi 120 diputados del Bloque hay un número importante de camporistas pero también decenas que representan a sus jefes provinciales (santiagueños, sanjuaninos, tucumanos, formoseños, pampeanos) y  varios ya anticiparon que no están cómodos con tanta concentración de poder en torno al mismo apellido.