lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
07/10/2019
     
Sin arreglo

Radicales cómo Cornejo y Yacobitti plantean la continuidad de Cambiemos pero dentro de un nuevo orden. Incluyen a Larreta y Vidal pero Marcos Peña se queda afuera. Macri no piensa todavía en la derrota. Mas diferencias entre el frigerismo y Carrió. La chaqueña tampoco es incluída dentro del espacio imaginado para después del 10 de diciembre.

 Hay que esperar el resultado del próximo 27 pero en el oficialismo ya se juega el partido post 10 de diciembre.  Las señales mutuas entre gran parte de la UCR y el Jefe de Gobierno porteño son muchas y constantes. Los dos sectores hace mucho que imaginan una estrategia opositora común a un eventual gobierno de Alberto Fernández. María Eugenia Vidal es parte clave de este espacio y bien recibida por todos. Emilio Monzó es un caso particular: tiene muy buena relación con Horacio Rodriguez Larreta pero su deteriorado vínculo con la Gobernadora es imposible de recomponer por ahora. Mantiene además intactas sus relaciones con Florencio Randazzo y gran parte del peronismo y el detalle enciende algunas luces rojas en el campamento amarillo. Rogelio Frigerio es otra pata importante. Es cercano al actual presidente de la Cámara de Diputados de la Nación pero debería ser un integrante activo de la nueva oposición.

  Los excluídos de peso son dos y este es el dato que hace mas ruido, incluso imaginando el hoy poco claro futuro político de Mauricio Macri:  Marcos Peña y Elisa Carrió. El primero es responsabilizado por la UCR de las distintas postergaciones partidarias de estos cuatro años y su alejamiento es condición principal de cualquier principio de continuidad. Parecido nivel de distancia tiene desde hace tiempo con María Eugenia Vidal. La diputada, pese a que con Horacio Rodriguez Larreta no tiene diferencias públicas y que logró todo lo que se propuso en materia de candidaturas no es considerada parte de lo que viene. Sebastian García de Luca, secreario de Interior y funcionario muy cercano a Emilio Monzó y Rogelio Frigerio, dijo esta mañana "No es momento para estar discutiendo cuestiones internas a tres semanas de las elecciones, pero está claro que pensamos que la política partidaria debe ejercerse con mayor prudencia y responsabilidad"  El pasado viernes la titular de la Coalición Civica había denunciado que "Frigerio nos entregó en todo el país". García de Luca explicó en detalle distintos acuerdos institucionales del Gobierno nacional con mandatarios provinciales y desligó totalmente esos actos administrativos de cualquier incidencia en el resultado final de las PASO.

   Este es el esquema: Larreta cómo Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires,  Rodolfo Suárez en Mendoza, Gerardo Morales en Jujuy,  Vidal principal opositora en la provincia mas importante y con Alfredo Cornejo y Martín Lousteau en el Congreso.  Imaginar una ruptura con el sector de Elisa Carrió no es imprevisible y tampoco se habla en demasía del futuro del propio Macri. El  Presidente se niega por ahora a manejar la alternativa de una posible derrota, pero en el escenario pergeñado  tampoco tiene ningún rol predeterminado.










Gerardo Morales en Jujuy