lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
22/07/2019
     
No alcanza

El larretismo reconoce que hoy no ganan en primera vuelta: el techo es de 44 -45 % para las PASO. Macri no es un problema. Ampliación de la alianza. Los límites de Matias Lammens. Disidencias acordadas con Lousteau.

 El Jefe de Gobierno de Buenos Aires hace mucho que construye poder en su territorio de manera más ampliada que Macri. Hace dos años la primera candidata a diputada por el distrito fue Elisa Carrió y ganó con mas del 50 % de los votos. Mantuvo siempre un buen nivel de comunicación con el PJ de la ciudad e incluso con sectores de Unidad Ciudadana. Ahora logró un acuerdo escencial con Martín Lousteau -su complicado rival de hace cuatro años -, sectores del socialismo y privilegió otra vez a la Coalición Civica con lugares clave en las listas. Habrá que ver si puede evitar el ballotage en octubre, pero ese no es hoy el escenario mas factible.  La principal oposición es la representada por Matias Lammens, que de manera realista tiene cómo aspiración básica superar un techo del 30 %,  históricamente  casi insuperable para el peronismo.

  Horacio Rodriguez Larreta tiene dos ventajas notorias respecto al resto de los candidatos oficialistas. No atraviesa problemas presupuestarios y la imagen del Presidente no constituye ningún problema. No es la de hace dos años pero se sostiene en niveles mas que aceptables, (entre el 40 y el 50%) Muy lejos de los inconvenientes que tiene ahora mismo María Eugenia Vidal o antes atravesaron Gerardo Morales en Jujuy, Mac Allister en La Pampa u otros candidatos oficialistas. 

   Alberto Fernández y Martín Lousteau tuvieron siempre un muy buen diálogo pero nunca se avanzó tanto cómo para que el ex Ministro de Economía llegase a ser el candidato del Frente de Todos. El Jefe de Gobierno se movió con rapidez y - respaldado en radicales de peso - logró sumar a su adversario mas temible en la anterior elección. Nada indica que vaya a atravesar ahora mayores problemas para encarar su segundo mandato. Con el aspirante a Senador ya hubo presentaciones conjuntas y hasta está acordado el marco del disenso: salud y educación son puntos donde Lousteau manifestará sus diferencias.

   Provincias mas chicas ya han sido el laboratorio de alianzas muy heterogéneas donde conviven desde partidos de izquierda hasta representantes de la Sociedad Rural. En Capital el abanico es un poco mas reducidos pero Larreta conduce al PRO cómo partido principal, mas Carrió, la UCR, Evolución -de Lousteau -, algún peronista suelto y el socialista Roy Cortina. Desarmar o comprometer esta ampliada estructura de poder no resultará sencillo para nadie.