jueves, 23 de mayo de 2019
   
 
06/05/2019
     
Servicios

Informe económico semanal del Banco Ciudad. Medidas para reducir la volatilidad del dólar. Mayor margen de maniobra para el Banco Central. Recorte en la caída interanual de febrero. Datos de recaudación positiva en abril.

   A comienzos de la semana pasada el Banco Central anunció  nuevas medidas para acotar la volatilidad que venía mostrando la cotización del dólar, siendo la mas relevante la decisión de habilitar intervenciones discrecionales en el mercado de cambios dentro de lo que previamente se había definido cómo Zona de No Intervención.  Si bien el nuevo esquema aún cuenta con pocos dias para evaluar su efectividad, resultó  suficiente para alterar las expectativas,  induciendo un descenso en la cotización de la divisa y una menor volatilidad, al retirar las restricciones que pesaban sobre el accionar de la autoridad monetaria con las anteriores bandas cambiarias. En paralelo se conoció la semana pasada el dato  de actividad agregada del mes de febrero, que volvió a reflejar una leve mejora en el margen, en línea con lo que anticipaban los indicadores de actividad industrial y construcción.

   Adicionalmente, si bien marzo no habría sido un buen mes en términos del nivel de actividad, las cifras de la recaudación tributaria de abril evidenciaron una evaluación favorable de los impuestos vinculados a la economía real, dando una señal positiva en el cuarto mes del año.

    En relación a las medidas que anunció el Banco Central, el rumbo mas significativo tuvo que ver, cómo se señaló, con la posibilidad de que la autoridad monetaria pueda vender divisas en el mercado antes que la cotización del dólar llegue a $ 51,45, el límite superior de lo que anteriormente se había definido cómo Z.NI, con montos y frecuencias que dependerán de la dinámica del mercado. Estba medida, que brinda mayor discrecionalidad, resultaba escencial para restarle volatilidad al tipo de cambio, ya que bajo el esquema previo la cotización podía subir mas del 15 % desde los niveles actuales antes que el BCRA pudiese intervenir directamente en el mercado.