miércoles, 20 de noviembre de 2019
   
 
26/11/2018
     
Renuncia

Martín Ocampo presentó esta tarde su renuncia cómo Ministro de Seguridad de la Ciudad y lo reemplaza Diego Santilli. Hasta esta mañana fue sostenido por autoridades del Gobierno porteño pero ayer Rodriguez Larreta asumió la responsabilidad del fallido operativo del sábado y domingo y su salida resultaba muy previsible. Ocampo es un dirigente radical estrechamente ligado a Daniel Angelici, otro protagonista clave del fin de semana. Tuvo a su cargo la conformación de la Policía Metropolitana y fueron varios los problemas afrontados en tres años de gestión. El penúltimo tuvo que ver con la deslucida actuación de la Metropolitana al término del partido All Boys - Atlanta en Floresta. La dimisión es un intento por aliviar tensiones y fortalece a la Ministra de Seguridad.

   Desde el momento en que el barra brava de River arrojó la piedra que se estrelló sobre uno de los vidrios laterales del micro que trasladaba a Boca, autoridades de CABA señalaron que el lugar del conflicto (Lidoro Quinteros y Libertador) debía ser controlado por Prefectura en lo que era un operativo conjunto, a cargo de la Metropolitana y reforzado por fuerzas federales. Fue también Patricia Bullrich responsable? Tal vez en algún momento haya alguna investigación judicial que determine culpabilidades, pero en términos políticos está claro que el Presidente volvió hoy a sentarla al lado suyo y el que se fue es Martín Ocampo.

   Su renuncia indica también que la enorme frustración colectiva del fin de semana no se agota con el discurso oficial inicial  "La responsabilidad es de un grupo de inadaptados y comenzamos a partir de aquí una batalla sin cuartel contra las barras bravas" Las diferencias entre Nación y Ciudad fueron varias en este tiempo. Bullrich siempre reclamó mano mas dura en piquetes y la prudencia de Larreta - Santili - Ocampo se sostenía en un argumento pleno de sensatez : "De un muerto no se vuelve atrás". Más acá en el tiempo, hace solo 4 dias,  la Ministra consideró una "enorme imprudencia" el entrenamiento con público que Boca organizó en su cancha en la previa del partido. No hubo medidas preventivas  y Nación sostuvo con preocupación el "alto riesgo de promover una concentracion de este tipo sin mínimos recaudos de organización"

    Lo escencial en la  salida de Ocampo, que junto a Horacio Rodriguez Larreta habían discrepado con la idea de  Macri  y Bullrich respecto a jugar con hinchadas visitantes,  fue la ausencia de seguridad  en el bien mas preciado del operativo que era el Bus del equipo visitante.  Ciudad delega responsabilidades en Prefectura  y puede ser cierto,  pero Lidoro Quinteros no estuvo vallada cómo correspondía,  fue confuso el recorrido del colectivo y tampoco cumplió su rol adecuadament el conjunto de policías motorizados que lo acompañaban.

   La otra cuestión importante es el vínculo Angelici - Ocampo. Militan juntos en el radicalismo desde hace 30 años. El primero es padrino de uno de los hijos del ministro renunciante y siempre fue clave en la carrera política del segundo. Angelici es un hombre ungido por Macri cómo su sucesor en Boca y muy cercano al Presidente en la resolución de cuestiones judiciales. Ocampo es su protegido. Pregunta: Ni así pudo coordinarse un plan de seguridad serio para jugar la final de la LIbertadores?  Los problemas pendientes por el traspaso de la Federal a la Metropolitana tienen cómo consecuencia un resentimiento de su labor profesional o solo es impericia organizativa?