martes, 19 de noviembre de 2019
   
 
20/11/2018
     
La pelea

"Me hubiese gustado que estas cosas se discutieran en privado y no públicamente" dijo esta mañana Pablo Tonelli. Hoy nuevo desplante radical en reunión con Macri. Cuestionamientos a Frigerio, Marcos Peña y Emilio Monzó. Carrió también sigue enojada. Crisis de conducción con episodios previos cómo el rechazo al nombramiento de un pliego propuesto por el Ejecutivo. Histórica incomunicación entre el Legislativo y Balcarce 50.

 
    Señaló  algo más el diputado PRO  "No terminó de entender cómo hubiésemos podido evitar que el peronismo en conjunto reuniese mayores adhesiones que Cambiemos" Su aseveración es parte del problema. Es verdad que la nueva sociedad política de Diputados entre el FPV, el Massismo y parte de Argentina Federal reune más votos que el oficialismo. Lo que reclama en este caso la UCR es la ausencia de una negociación donde, a la par que se reunían votos peronistas para el Presupuesto, se discutiera y acordara  también la conformación del nuevo Consejo de la Magistratura.

   El profundo malestar que refleja la nota firmada por Cornejo y Negri es el resultado de una larga lista de desaciertos producto de la inexplicable ausencia de una estrategia común entre el Ejecutivo y sus Diputados y Senadores.

  a) Emilio Monzó planteó desde diciembre del 2015 fortalecer a Cambiemos con el ingreso de peronistas y Macri rechazó siempre esa propuesta.

  b) Federico Pinedo impulsó tras la victora del 2017 una agenda parlamentaria común consensuada con Miguel Pichetto y tampoco fue aceptada su idea.

  c) El Ejecutivo renegó históricamente de incorporaciones de la "vieja política" pero ha tropezado repetidamente con la misma piedra: No tiene las mayorías necesarias para impulsar en soledad ningún proyecto que se debata en el Congreso. Ante esta situación hay dos opciones: o negocio o pierdo. Hace mucho tiempo que viene sucediendo lo segundo. 

   El enojo de la UCR se dispara contra Marcos Peña por estas cuestiones históricas pero también apuntan sobre Rogelio Frigerio y Monzó por no cerrar un paquete conjunto con el Presupuesto. Debería decirse además que hay otro episodio previo que fue clave  y demuestra el inexistente diálogo del Ejecutivo con sus socios: Hace poco más de una semana el Gobierno envió al Senado, para su aprobación, el pliego de Sebastián Argibay, candidato del Gobernador de Santiago del Estero para Juez Federal de la Provincia.  La nominación, sin embargo, no fue tratada por el rechazo de Carrió y los propios radicales, que cuestionan al candidato por su estrecho vínculo con Gerardo Zamora. El incumplimiento del acuerdo descartó a partir de allí cualquier tipo de colaboración de los santiagueños con los proyectos del oficialismo en el recinto. En un escenario sin mayorías propias  estos desacuerdos internos siempre son funcionales a la oposición. 

   Presente complejo para la coalición gobernante. La crisis económica no termina de mostrar su costado social mas duro, el radicalismo cuestiona la "impericia oficial" cómo si estuviese al margen de la estrategia conjunta y Carrió que dice seguir "molesta y distante" . Todo en un año electoral que ya empezó.