miércoles, 20 de noviembre de 2019
   
 
17/10/2018
     
Creatividad

Urgida por la estrechez económica y la imperiosa necesidad de cambiar de agenda la UCR apuesta a votar el pago de Impuesto a las Ganancias por parte de los Jueces. Se recaudarían $ 7.400 y podría habilitar un acompañamiento conjunto de oficialistas y opositores. Silencio en el PRO. El radicalismo ya reclamó subir retenciones y tarifas planas para el año que viene. El rol de Rosenkrantz es clave. Oposición plena de la familia judicial.

 El proyecto corresponde al radical mendocino Luis Borsani  y surge cómo una propuesta presentada en el Comité Nacional presidido por Alfredo Cornejo. Está acompañado por otras 13 firmas también de la UCR y según el diputado el proyecto está consensuado con el resto de Cambiemos. El legislador aclaró "que ya está en vigencia el pago de este gravamen para los jueces designados desde el 2017 pero son muy pocos los abarcados por la norma".  Sucede al respecto que varios de los que deberían cumplimentar  su obligación impositva han interpuesto  diversos amparos y de esta manera se recorta todavía mas la  capacidad recaudatoria del Estado.

   Según Borsani en términos legislativos "solo se trata de modificar el inciso "a" del artículo 79 de la Ley 20.628. Le va ha hacer muy bien al Poder Judicial"  Decirlo parece mas sencillo que concretarlo.  La resistencia hasta acá de todo el Poder Judical ha sido contundente y contaron siempre además con el pleno respaldo del sindicato de empleados de Tribunales, favorecido por la misma medida.  El principio básico de "igualdad ante la ley"  -cualquier otro ciudadano para Impuesto a las Ganancias - sólo parece ser aceptado y entendido por un reducido número de magistrados,

  En tiempos de extrema austeridad y corset de hierro por el déficit cero el radicalismo se extrema en la búsqueda de un mayor equilibrio respecto a quienes deben soportar el ajuste. La corporación judicial siempre rechazó el gravamen respalda en la "intangibilidad del salario" pero habrá que ver si esta vez esos argumentos alcanzan.  Todavía no hay manifestaciones sobre el tema por parte de la oposición pero sería muy extraño que se opongo a una medida de este tipo. El Ejecutivo tampoco se manifestó y su opinión podría ser clave para apresurar su tratamiento legislativo.

  No hay datos que este proyecto haya sido informado a la Suprema Corte pero si un antecedente de peso Su flamante titular, Carlos Rosenkrantz  hace mucho tiempo que es partidario de un proyecto de este tipo. Vivió mucho tiempo en EEUU y allí no hay diferencias entre jueces y hombre y mujeres de a pie a la hora de sus obligaciones impositivas.