domingo, 19 de agosto de 2018
   
 
31/07/2018
     
Crujidos

Roxana Bertone y Juan Manuel Urtubey son dos Gobernadores PJ muy cercanos a Macri. Sin embargo, el recorte de asignaciones familiares generó el profundo rechazo de los dos y complica mucho el acuerdo por el Presupuesto que viene. Falta de información. Llovido sobre mojado a los ajustes. Centralismo porteño.

   Hasta aquí habían conformado  - junto a Schiaretti y algún otro Gobernador - el núcleo de mejor diálogo con el Presidente y Marcos Peña. El encanto se rompió el viernes pasado con el anuncio de recortes en asignaciones familiares y no es casualidad. La decisión del Ejecutivo afecta particularmente a las provincias del  NOA y Patagonia que percibían un ingreso superior al resto del país. Lo mas llamativo, en una situación de profunda crisis económica, laboral y social, fue el argumento del ANSES : "Consideramos que no debe haber privilegios entre un chico de La Matanza y uno de Tierra del Fuego"  A pesar de la grave crisis laboral, social y económica, no se decidió equiparar para arriba sino para abajo, igualando los ingresos por Asignaciones Familiares en todo el país. 

     La primera en reaccionar fue la Gobernadora de Tierra del Fuego: "La medida obedece al mas histórico centralismo porteño. Signfica desconocer profundamente las condiciones climáticas que soporta mi provincia en gran parte del año". El segundo fue Rodolfo Urtubey "Es muy grave la decisión. Afecta a los sectores mas humildes y jamás fuimos consultados, nos enteramos por los diarios" El reclamo se hizo extensivo rapidamente a los legisladores del propio Cambiemos en las diferentes provincias. En la Patagonia, Neuquén y Rio Negro tratan de sostener su  buen diálogo con el Gobierno Nacional pero el resto de los mandatarios se sienten particularmente afectados. Según la propia ANSES el recorte alcanzará a los 5000 millones de pesos.

    El costado mas sensible  fue señalado por el Senador Urtubey "Por supuesto que esto genera muchos problemas anexos en el debate del Presupuesto del año que viene. Si  empezamos a discutir un ajuste ya muy polémico  y le agregamos estas cuestiones, acordar resulta bastante mas complejo"

    Bertone y Urtubey eran parte importante de la estrategia del Gobierno buscando la aprobación de la Ley Principal para el año que viene.  El camino elegido es la convocatoria individual. Primero los propios, luego cercanos cómo Salta y Tierra del Fuego y posteriormente aquellos distritos con los que hay menos diálogo: San Luis, La Pampa, Santa Fe. El tropiezo generado por la rebaja de "Asignaciones" es complicado. Primero porque enrarece el buen diálogo que tenía hasta aquí el Gobierno con algunos Gobernadores y segundo porque otra vez empieza a correr riesgos parlamentarios: La semana que viene se presentarán un par de proyectos anulando la decisión de la ANSES.  El desafío de la sesión especial siempre es muy crítica para el oficialismo: no tiene quorum propio y varios de los propios son muy remisos a convalidar este achique en sus propios distritos.