jueves, 20 de septiembre de 2018
   
 
04/07/2018
     
Mas diferencias

Al igual que Jesús Rodriguez, Federico Storani volvió a manifestar el desacuerdo de la UCR con la negativa del Gobierno a reponer retenciones y reclamó la impostergable necesidad de un acuerdo político con la oposición. Estrategia para no colisionar de manera institucional dentro de Cambiemos. Se mostró también muy lejos de Elisa Carrió:"Lo que dice no tiene seriedad"

  La frágil convivencia interna del PRO, la UCR y Elisa Carrió sigue sin recomponerse mas allá de la crisis económica y financiera. Desde el reclamo en marzo de Alfredo Cornejo para fraccionar el aumento de tarifas y hacerlo mas tolerable para la sociedad,  los recelos se han multiplicado. Para el Gobierno esas diferencias tramitadas de manera pública fueron el inicio de la avanzada opositora y multiplicaron los reclamos de consumidores. El reemplazo contra su voluntad de Juan José Aranguren -"yo no me quería ir"- se enmarca en en esta falta de mirada común sobre la situación.

   Para evitar una escalada que complique mas la vida institucional del Gobierno, el radicalismo ha elegido expresarse a través de dirigentes de peso partidario pero sin roles notorios en funciones ejecutivas o parlamentarias.  La semana pasada fue el turno de Jesús Rodriguez. Esta mañana habló Federico Storani, que también planteó sus diferencias con el Gobierno en materia de retenciones.  Ayer el Presidente, reunido con toda la gremial empresaria del campo,  ratificó  que continuará el sendero decreciente en materia impositiva.  El ex Ministro en cambio considera lo contrario "El campo ya recibe los beneficios de una devaluación importante,  no me parece el mejor camino seguir disminuyendo retenciones en un momento de tanta fragilidad fiscal"

   En una instancia donde el Gobierno no se muestra particularmente proclive a dialogar con la oposición - se indica que no sería lo mas conveniente en materia de imagen - Storani reivindicó la impostergable necesidad de acuerdos. No está solo. Emilio MOnzó, Federico Pinedo y Mario Negri, entre otros, han planteado una estrategia similar pero hasta ahora con resultados inciertos.

  El camino elegido por la UCR está claro. No van a chocar públicamente a través del Presidente del partido, gobernadores o ministros, pero todo indica que habrá mas palabras y menos silencio en el vínculo con el Ejecutivo. Expresan en público y privado sus diferencias con el rumbo y consideran que es el momento de empezar a expresarlo.

   Tampoco hubo demasiada diplomacia por parte de Storani para con Elisa Carrio : "Lo suyo carece de seriedad" fue la única respuesta a la singular propuesta de la diputada de "pagar mejores propinas y contratar mas changas". Nunca fue sencilla la convivencia dentro de Cambiemos, solo que ahora se habla un poco mas fuerte y las paredes son mas frágiles.