sábado, 21 de julio de 2018
   
 
27/06/2018
     
Pelea cerrada

Diferencia mínima en el Senado en contra de la despenalización. Las contradicciones del oficialismo. El rol clave de quienes todavía no se pronunciaron cómo Reutemann, Perotti, Rodriguez Machado, Juan Carlos Romero y Angel Rozas. Macri y las dos reuniones. El rol de la Iglesia.

    
    Lo único claro es que se vota el 8 de agosto, mas allá de la intención de algunos legisladores  que pretendían acelerar el tratamiento en la Cámara Alta para antes del receso de julio.  Lo demás está pendiente y en plena disputa. Ayer fue un buen día para quienes militan en el bando celeste: El radical jujeño Mario Fiad, titular de la Comisión de Salud, el entrerriano De Angelis, ambos de Cambiemos y el peronista correntino "Camau" Espínola se manifestaron contrarios a lo votado en Diputados. 

   También el martes se concretó la reunión del Presidente en Gobierno -estaba prevista en Olivos - con las diputadas de Cambiemos que perdieron en la votación de la Cámara Baja: Carmen Polledo - Gabriela Burgos (Cambiemos) y Marcela Campagnoli (Coalición Civica). El viernes anterior había recibido a Silvia Lospennato en lo que parecía ser un aval mas concreto al voto de Diputados.

    Federico Pinedo es la cabeza de un posible proyecto que despenalizaría a las mujeres que decidieran un aborto  pero no habilitaría su realización en hospitales públicos. "No hay condena para la mujer que aborte pero el Estado no aborta" es la síntesis de su idea. La opción podría sumar un número importante de adhesiones pero es rechazada de manera total por quienes impulsaron el proyecto votado en Diputados: "No soluciona nada, la mujer o la pareja con recursos podrá recurrir a una intervención privada, que  funcionara sin ataduras legales. y las otras quedan condenadas sin opciones de ningún tipo" es la respuesta de cualquier representante "verde"

   El entrerriano De Angelis argumentó cuestiones económicas para oponerse "El Estado no tiene recursos para afrontar una demanda de este tipo". Extrañamente, quién opinó de manera  contraria es el propio Ministro de Salud de la Nación,  Adolfo Rubinstein: "Siempre son mayores los costos cuando se debe reparar lo que llegó mal hecho o mal terminado que afrontar la intervención desde el vamos en el hospital público"

   Los números indican hoy una paridad muy cerrada, parecida a lo sucedido en Diputados. 31 votos en contra, 28 a favor, dos abstenciones y 11 indefinidos. Falta un largo mes y medio. La Iglesia jugará un rol mas prominente que en la Cámara Baja y  pasará lo propio con la movilización de la calle, redes sociales y la presión familiar.  José Alperovich, por ejemplo, todavía no definió su voto pero a través de las redes su hija mayor le solicitó encarecidamente que vote a favor. En Santa Fe en tanto los reclamos en el mismo sentido son permanentes para Omar Perotti y Carlos Reutemann.

   En ninguno de los bloques hay unanimidad de criterios. En todos los votos se dividen a favor y en contra salvo en el espacio del FPV. Allí su titular, el neuquino Fuentes, indicó que todos votan por la positiva, incluída Cristina Fernández de Kirchner, que hasta aquí siempre se había negado a convalidar cualquier proyecto de este tipo.   Julio Cobos, mendocino e histórico protagonista cómo vice de un voto decisorio en la 125, vota en contra. Le tocará ahora a Gabriela Michetti, notoria militante del No, repetir la historia ?