miércoles, 21 de noviembre de 2018
   
 
25/06/2018
     
Después del paro.

Lo que viene es absolutamente heterogéneo. Detrás del 25 % de Moyano acordarán en un nivel parecido los empleados de Comercio de Cavalieri. Ya lo reconoció la propia Cámara empresaria. La patronal Bancaria responderá de la misma manera al reclamo de Palazzo? Problemas en UOM y SMATA por crisis sectoriales. UPCN y ATE muy limitados. La crisis de los maestros en Provincia de Buenos Aires.

 
    Hay por lo menos dos interpretaciones del contundente paro de hoy: 

  Politica: La medida excede claramente la reivindicación gremial. Es también la expresión rotunda de una sociedad que todavía no termina de procesar cómo le dijeron en marzo que "lo peor había pasado" y en dos meses se encuentra con un dólar a $ 28, devalución, encarecimiento de los alimentos, aumentos de tarifas  y recortes en el empleo público y privado.

  Gremial: El paro comenzó a definirse en el  mismo momento que el acuerdo conseguido por Camioneros fulminó el intentó inicial del Gobierno por colocarle un techo del 15 % a los acuerdos paritarios de este año. El resto de la dirigencia, mas dialoguista, no tuvo margen tras haber suscriptos convenios que en su mayoría estaban 10 puntos por debajo y  quedaban completamente desactualizados. Era notoria la presión de sus propios afiliados y otros sectores mucho mas combativos.  Gerardo Martinez (UOCRA) y Roberto Fernández (UTA) históricamente dos de los mas componedores con el Gobierno, se mostraron en los dias previos inusualmente críticos. 

  Lo que viene será muy diverso. Ya lo reconoció Rogelio Frigerio "No tenemos objeciones a  los acuerdos en el sector privado"  El concepto es radicalmente distinto al de hace dos meses. El tope paritario parecía  la premisa fundamental de la economía pero hoy las prioridades son otras. Cuando los cálculos oficiales hablan de una inflación a diciembre del 28 o 29 % no tiene demasiado sentido insistir con  techos del 15 %.

  La cuestión es que cada sector es diferente y aquí el problema se complejiza. La Cámara del Transporte acordó rápido con Moyano a partir de una lectura muy práctica: " Es preferible este  cierre que soportar un paro de 5 dias. Los costos hubieran sido mucho mas altos" . Se puede repetir esta mirada empresaria? Habrá que ver. Indican que la Asociación Bancaria podría ser la próxima en alcanzar un nivel salarial parecido, pero también es cierto que el convenio de principios de año fue muy conversado y con mucha resistencia por parte de la patronal.

   La contracara mas clara -y preocupante- se da en los trabajadores de la Construcción, estatales y maestros. El primer gremio es el mas afectado por el freno a la Obra Pública y mas que la recomposición salarial preocupa la pérdida de puestos de trabajo. Gerardo Martinez habló de 40.000 cesantías.  Andrés Rodriguez (UPCN) firmó un acuerdo con gusto a poco -menos del 15- que nunca conformó a los propios y menos ahora que Moyano obtuvo el doble. Su problema y el de ATE, que todavía no pasó por el Ministerio de Trabajo, es el fantasma de mas despidos en el sector público y el menor efecto de sus medidas de fuerza. 

  Los docentes en cambio son un problema serio. Para el Gobierno nacional y para María Eugenia Vidal. No se llegó antes a un acuerdo  por el techo del 15 y  mucho menos ahora. Ningún dirigente gremial firmará un acuerdo paritario resignando 15 puntos de poder adquisitivo. En este caso las consecuencias sociales de un paro docente nunca son menores. Roberto Baradell y Mirta Petrocini ya anunciaron que es muy posible que no se reanuden las clases tras el receso de julio si antes no hay acuerdo. Insistirá el Gobierno de la Provincia con su su viejo tope o accederá a mejoras mas cercanas a las expectativas inflacionarias? La opción es compleja. El FMI pide ajuste fiscal y la sociedad quiere a los chicos en clase. Habrá que ver cuál es el camino de síntesis que se puede transitar.

   SMATA y UOM representan dos casos parecidos. Son privados con particularidades. El sector automotriz tuvo un buen primer trimestre pero todo lo que viene está marcado por la incertidumbre. No será sencilla la renegoación de una recomposición salarial. La UOM en tanto tiene una parte considerable de afiliados que pertenecen a la pequeña y mediana empresa, el sector mas afectado por tarifas, caída del consumo y tasas del 47%. Nada aventura un debate sencillo.