jueves, 20 de septiembre de 2018
   
 
18/06/2018
     
¿Quién escucha?

Cálculos privadas indican que la canasta básica (tarifas incluídas) subió un 20% de diciembre hasta ahora. El Gobierno anuncia el aumento de partidas para tributarios de planes sociales pero hay sectores particularmente desguarnecidos cómo jubilados y trabajadores en negro. Hay alguna estrategia? Datos duros del Vaticano para Vidal y Stanley. La propuesta de Miguel Broda.

   El paro general convocado por la CGT para la semana que viene será un termómetro adecuado del clima social y gremial en el cual el Gobierno afronta su programa de ajuste acordado con el FMI.  Parece imposible que se responda de manera afirmativa al reclamo de máxima de un 27 % solicitado por los Moyano, pero también está claro que se elevará el techo paritario a un nivel cercano al 20 %. En el sector público es mas complejo ante el contundente reclamo de reducir si o si el déficit fiscal.  Los docentes de la provincia de Buenos Aires son un caso testigo. No hubo acuerdo hace dos meses y menos ahora. La advertencia gremial ya está formulada: en estas condiciones las clases no se reanudan tras el receso de julio.
Sin embargo, la situación de los estatales no es la más apremiante cuando se habla de costos sociales y luces amarillas. Cómo ya pasa en varios entes autárquicos el gobierno negocia -y con éxito - salarios a la baja a cambio de evitar despidos.

   El problema principal está dado en la fragilidad social de jubilados y trabajadores informales. El ingreso promedio de los primeros no llega a los 8000 pesos y el aumento de  alimentos y tarifas  es constante. El segundo sector está conformado de manera sustancial por obreros de la construcción, cuando  empresarios del sector ya alertaron por un previsible parate masivo de la obra pública. Hay prevista alguna política asistencial para los que no tienen la herramienta gremial cómo paliativo o instrumento de defensa? Marco Lavagna, prudente, calificó la situación del siguiente modo "No es caótica, pero si muy preocupante" Daniel Arroyo también se manifestó en este sentido "La plata no alcanza, nadie llega a fin de mes, se endeudan con el prestamista de turno y el círculo vicioso es imposible de superar"

  Miguel Angel Broda no tiene nada que ver con las políticas asistencialistas, pero conocedor en detalle de lo que puede sobrevenir por el ajuste dijo: "Debería haber comedores abiertos en todo el pais las 24 horas, los siete dias a la semana" Hay alguien a nivel nacional pensando en políticas de emergencia? La Gobernadora Vidal y la Ministra Stanley estuvieron la semana pasada con el Papa Francisco, que con mucho detalle del deterioro de la calidad de vida en el conurbano les mostró un mapa de Tigre: Allí donde había hace poco 20 asentamientos, hoy hay 50.

  El Gobierno empezó hoy su pelea por estabilizar el dólar e intentará buscar -es difícil- alguna coincidencia con Gobernadores y Senadores del PJ. También intenta puentes con los mas dialoguistas de la CGT. Este es otro tema. Los mas afectados por la crisis no están representados ni siquiera por los Movimientos sociales. El viernes se conoció la posible decisión del Gobierno de movilizar a las FFAA  y Gendarmería ante reclamos gremiales. La represión no puede ser nunca el instrumento para responder a demandas de sectores vulnerables y desprotegidos.