viernes, 22 de junio de 2018
   
 
10/06/2018
     
Lospennato abanderada

Dice que solo hay quince indecisos en el voto por la despenalización del aborto. Es la diputada oficialista de mayor compromiso con el proyecto. Señala que "hoy define Monzó". Sus diferencias con Carmen Polledo y Elisa Carrió. Su rol en la decisión de habilitar el debate. Costos y beneficios para el Ejecutivo. Malestar con la presión de la Iglesia sobre diputados dispuestos a apoyar el proyecto. Cambiemos mayoritariamente vota en contra.

 "Es la que entró en lugar de Niembro". Silvia Lospennato lo cuenta con humor. Pero así la conocían en principio propios y ajenos. De manera sorpresiva se había encumbrado cómo número 2 de la lista de Cambiemos en la Provincia cuando aquél tuvo que renunciar tras denuncias de haber sido favorecido con una infrecuente pauta oficial.  Esta Licenciada en Ciencias Políticas, nacida en Villa Martelli y madre de dos hijas, sin embargo, no era una recién llegada. Había empezado varios años antes trabajando con Alfredo Attanasoff, duhaldista, en la ciudad de La Plata. Mas tarde, ya en la gestión Scioli, conoció a Emilio Monzó y tras la 125 se fueron juntos primero con Francisco De Narváez y luego llegaron al PRO.

   En el trabajo cotidiano de la  Cámara es muy cercana al Presidente y conoce en detalle lo que pasa en el bloque propio y los ajenos. Por eso su definción tiene mucha importancia: "Los indecisos no son 30, hoy están en alrededor de 15 y si se votase ahora define Monzó". No impaorovisa cuando habla. Si dice que los indecisos son menos es porque conoce en privado  lo que varios legisladores todavía no señalaron en público. Jura que no sabe cómo desempataría su Jefe pero señala: "Yo no quisiera estar en sus zapatos. En verdad creo que tampoco Monzó quisiera estar en los suyos"

  Nadie sabe lo que votaría el titular de la Cámara. Tampoco hay alguna referencia clara en su derredor. Lospenatto,  mano derecha vota a favor. Lo mismo pasa con Mario Negri, aliado clave en la conducción del interbloque. Pero su amiga Carrió y su jefe de Bloque Nicolás Massot militan el voto en contra. Se supone que Monzó podría votar en contra por su formación religiosa, pero también es cierto que habría mucho reclamo de parte de su familia para que convalide el proyecto con su voto. No es el único caso. Ayer Juan Manuel Urtubey se mostró de manera novedosa a favor de la despenalización.

  El argumento principal de Lospenatto en su debate con quienes se oponen es el siguiente: "Los invito a preguntarse si obligarían a sus hijas a tener una maternidad forzada, si obligarían a una hija violada a seguir con un embarazo. Creo que lo que uno no quiere para sus hijas no debería imponerseló al resto de la sociedad  sobre la base de un supuesto principio moral"  También agrega "La ley actual no impide los abortos. Se producen igual, pero de manera clandestina" Finalmente señala " Si el proyecto es rechazado, un sector muy importante de la sociedad se va a sentir muy decepcionada de sus legisladores, pero vendrá otro Congreso y se volverá a insistir con el tema"

  Pablo Tonelli, que vota en contra, dijo el viernes que "el intenso debate doméstico de Cambiemos no dejará secuelas, después de votar en el recinto todo retomará su normalidad". Es posible. No está tan claro en tanto que el resultado sea tan inocuo para el Gobierno. Si triunfa la despenalización habrán  quedado enfrente Macri, Michetti, Carrió, Pinedo, Massot y otros. También el núcleo duro del voto propio. Si triunfa el no, ya lo expresa Lospennato, habrá mucha decepción en un sector muy importane y movilizado de la sociedad.