miércoles, 21 de noviembre de 2018
   
 
16/05/2018
     
Dudas GAN

Salvo Daniel Scioli no hubo todavía respuestas afirmativas a la convocatoria del Jefe de Gabinete. Pichetto y Pinedo lo impulsaron en otro momento mas favorable. El kirchnerismo descartado. La CGT afuera. Dudas sobre la mesa política ampliada del Gobierno. Gobernadores y PJ en alerta por costos políticos.

  El anuncio de Marcos Peña tuvo un primer efecto favorable y fue el intento  por recuperar parte de la agenda política después de dos semanas muy complejas para el Gobierno con crisis cambiaria, dólar a $25, inflación  en alza, cuestionamientos  de Elisa Carrió a Durán Barba, críticas severas de tropa propia cómo Melconian y Prat Gay y el reconocimiento público de Mario Quintana sobre metas de inflación: "siempre supimos que eran inaplicables".  La propuesta del Jefe de Gabinete fue muy puntual: llamó a "un gran acuerdo para reducir el déficit fiscal" Los resultados están por verse, pero asomó alguna herramienta después de mucho silencio o módicas estrategias de comunicación cómo el anuncio de 30 spots difundiendo  logros de gestión.

 La primera duda se refiere al momento. Federico Pinedo reconoció esta mañana que en octubre pasado Miguel Pichetto planteó un escenario similar para acordar el debate de diferentes leyes en el Congreso pero su propuesta no fue atendida.   El Gobierno venía de ganar las elecciones, no se había producido la crisis por la reforma previsional , el dólar parecía controlado y el FMI no era parte de ningún futuro comprometedor. Que puede haber de atractivo ahora para que senadores, diputados y gobernadores no kirchneristas elijan acompañar al Gobierno en el ajuste pedido por Cristine Lagarde y sus técnicos? Tal vez no haya respuestas unívocas, pero es difícil aguardar un respaldo global del conjunto señalado.

  Otro problema es desistir de  la convocatoria de cualquier sector vinculado con CFK.  Después de la absurda actitud de de negarse a entregar el bastón de mando a Mauricio Macri el 10 de diciembre del 2015, cualquier diálogo quedó interrumpido y esa grieta siempre fue funcional al gobierno en términos electorales. En términos políticos, sin embargo, el camino debería ser otro. Los acuerdos se buscan y se hacen con los diferentes. Sellarlo  con quienes piensan parecido resulta mas simple pero tiene un efecto mas acotado. Descartar al kirchnerismo no es solo un problema para el Gobierno sino también para el resto del PJ. Si la crisis se agudiza, cuál es el beneficio de estar cerca del Ejecutivo mientras la ex presidenta amplifica su rol opositor?

   Por todo esto hay por ahora mucho silencio en el arco dirigencial que va de Pichetto a Kosiner o Bossio y entre  Gobernadores cómo Schiaretti o Urtubey. Quién dijo rápido que estaba preparado para aportar ideas y escuchar fue Daniel Scioli. Cómo símbolo para el Gobierno es importante, fue el candidato a Presidente derrotado hace dos años y medio. En términos prácticos, empero, el aporte tiene menos significado. El ex Gobernador, mas allá de sus problemas judiciales es un hombre sin estructura, sin diputados o senadores que respondan a su conducción. Poco y nada podría sumar, mas allá de su posición personal, a cualquier armado parlamentario  pan - oficialista. Explorar coincidencias con el Frente Renovador tampoco parece sencillo para la idea de Peña. Hace rato que el Ejecutivo se refiere a Sergio Massa en público y privado cómo "Ventajita" y siempre resulta muy complejo dar marcha atrás luego de una descalificación de este tipo.

   El último punto es la Mesa política ampliada que anunció el oficialismo. La misma quedó conformada por el Jefe de Gabinete, Quintana, Lopetegui, Gabriela Michetti, Ernesto Sánz, Fernando Sánchez, Emilio Monzó mas dos gobernadores radicales: Cornejo y Gerardo Morales.  La decisión fue bien recibida por los posibles interlocutores pero hay dos dudas razonables. Una sobre su  ejecutividad ante el número de integrantes; otra respecto al espacio y verdadera capacidad de decisión que tendrán los recién incorporados.