domingo, 19 de agosto de 2018
   
 
22/03/2018
     
No derogado

El oficialismo no quiso mostrar esta madrugada la foto de un DNU rechazado por la oposición y se levantó antes de derogarlo. Enojo de kirchneristas y massistas. La convivencia del decreto y la media sanción. Tres leyes con modificaciones. Cuentas sueldo preservadas.

  El pasado 11 de enero el Ejecutivo anunció en el Boletín oficial un mega decreto de 194 artículos de Reforma del Estado con sustanciales modificaciones en materia de infraestructura, producción y administración apuntando al objetivo principal de la "desburocratización y aceleramiento de la gestión de Gobierno". Tal herramienta legal, para su vigencia, debe ser convalidada luego por alguna de las dos Cámaras del Congreso. El kirchnerismo y otras gestiones anteriores hicieron repetido uso de la misma pero contaron siempre con un respaldo parlamentario mayoritario del que carece el actual oficialismo.  En este caso, rápidamente, fue notorio que Cambiemos iba a a tener serios problemas de número en Diputados y Senadores para lograr en alguna de las dos el indispensable soporte legislativo.

    La posición del Bloque PJ, encabezada por su titular Pablo Kosiner, fue decisiva cuando anunció su completo rechazo a un par de artículos. Sin ese apoyo, razonablemente, el Gobierno desandó el camino y dividió el mega decreto en tres leyes que se trataron esta madrugada y en las cuales fueron eliminados los dos puntos mas conflictivos:  Embargabilidad de las cuentas sueldo y autorización al FGS  (Fondo de Garantías Sustentables) para operar cómo agente financiero y crear Fideicomisos.

    Las tres leyes, finalmente, se votaron favorablemente entre anoche y esta madrugada a pesar de variados cuestionamientos por la urgencia en su tratamiento. El problema principal surgió sin embargo al final. La oposición planteó votar la derogación del decreto y en ese momento  Cambiemos se levantó y abandonó el recinto. Tal vez para evitar la imagen de un Ejecutivo al que Diputados le rechaza un decreto (cuestión muy poco usual en cualquier gestión) o a la espera que también en Senadores las tres leyes consigan el correspondiente respaldo legislativo.  Sin derogación, la situación legal es confusa: Que tiene hoy vigencia, el paquete de tres leyes votada por Diputados y con media sanción o el DNU no rechazado por la Cámara? El tratamiento en el Senado servirá para una definición mas clara, pero la consulta de ayer sobre un tema muy específico no tenía una respuesta a mano: Que pasa con las cuentas sueldo? La ley derogó el posible embargo pero el DNU que las convalida sigue vigente. Cuál tiene hoy mas validez?

   Mas allá del tema puntual, la sesión  volvió a mostrar la fragilidad oficial para la obtención de mayorías y el creciente rol decisivo del bloque de Urtubey y Diego Bossio.