martes, 22 de mayo de 2018
   
 
02/03/2018
     
Cuestión de Fe

El mensaje del Presidente de ayer, reivindicando el tratamiento del aborto, la licencia por paternidad para hombres y la igualdad de salario desacomodó a la oposición, pero se multiplican dudas en torno a "lo peor ya paso". Los datos en mano no corroboran esa ilusión. Los riesgos. Avances sobre docentes.

  "Por supuesto que vamos a apoyar medidas cómo la igualdad de salario ante similar trabajo para hombres y mujers y la ampliación de la licencia por nacimiento a los padres. Cómo nos vamos a oponer?" dijo esta mañana Agustín Rossi.  Punto para el Gobierno. Mauricio Macri dejó ayer claramente de lado proyectos confrontativos cómo la Reforma Laboral y propuso a cambio  una agenda imposible de rechazar para el resto de los partidos. Políticamente impecable. En términos económicos hay en cambio hay algunas preguntas obligadas. El año pasado la modificación de la legislación laboral parecía escencial para pavimentar un futuro de crecimiento. Hoy ya no importa más?

   El acierto del discurso en esta materia estuvo acompañado por la insistencia  presidencial en un futuro venturoso donde "lo mas complicado ya pasó"  El  problema en este caso es que la sociedad escuchó ayer lo mismo por cuarta vez  en dos años. Y la reiteración puede llevar al descreimiento. Porqué confiar ahora si desde comienzos del 2016  se viene señalando que hay que "esperar al segundo semestre?" El otro inconveniente concreto son los datos duros de la realidad. Que elementos serios pueden indicar de verdad que se avecina un tiempo de bonanza? 

  Mientras el Presidente hablaba ayer, EEUU comunicaba que la semana que viene se oficializarán los aranceles para la importanción de acero y aluminio, clausurando prácticamente las exportaciones  previstas por las empresas nacionales. Costo estimado: 600 millones de dólares. Hay que agregar las trabas a la producción de limones,  carnes con destino a Europa y al biodiesel  Todo eso mas pérdidas por la sequía en la producción de soja entre 2000 y 2500 millones de dólares. El año pasado el déficil de la balanca comercial fue de 7.500 millones de dólares. Ahora hay que sumar lo antedicho y estaremos cerca de un rojo de 12.000 millones. Se puede decir que "lo peor ya pasó"?

   El Gobierno recortó sobre finales del año pasado el ingreso de jubilados, continuó con el despido  gradual de estatales en varias áreas de Gobierno, redujo considerablemente el presupuesto de los medios públicos,  niega la  cláusula gatillo en las paritarias estatales  y ratifica el rumbo del ajuste de tarifas.  Para este año se han recortado ya  las previsiones de crecimiento, se desestima una llegada importante de  inversiones extranjeras y nadie calcula una inflación menor al 19,5 % .  Lo peor ya pasó?

   Difícil saber lo que viene. Tal vez tenga razón el Gobierno y gran parte de la sociedad quede  atrapada durante un tiempo en debates atractivos cómo el aborto y la igualdad de salario mas allá del género. En junio llega  Rusia 2018 y allá por julio - agosto, indican, se podría mostrar algún índice favorable sobre una inflación en retroceso.  Mientras tanto, aparece la otra foto. Las consignas contra el Presidente empezaron en River, se multiplicaron en otras canchas, llegaron a la calle, al subte y ayer se estrenaron en el CCK en pleno concierto de Patti Smith. Mario Riorda, consultor de la Universidad Austral, dice sobre la cuestión  "Cambiemos se armó priorizando la comunicación desde la redes y rechazando lo territorial. Hoy los cuestionamientos nacen en los territorios (canchas, subtes, teatros) y el Gobierno todavía no encuentra el camino para responder de manera adecuada"