martes, 11 de diciembre de 2018
   
 
07/02/2018
     
Diagnóstico y receta

Primera reunión de Alejandro Finochiaro con docentes. La solución está lejos. Los números de la Austral complican al Gobierno. Pagos por presentismo y descuento de dias de huelga en la receta oficial para encontrar una solución en Buenos Aires, el distrito mas complicado.

  El informe que se conoció hoy de la Universidad Austral, a quién nadie puede vincular con CTERA o SUTEBA, los gremios mas combativos del amplio espectro docente, no es el mejor para el Ejecutivo al momento de empezar a buscar una solución para el normal comienzo de clases en marzo. El aumento salarial promedio del año pasado fue del 21,9 % y la inflación anualizada del 2017 según datos oficiales del Indec llegó al 24,9. Globalmente los maestros  padecieron un retraso salarial del 3 %. Si a este antecedente se suma la intención de poner ahora  un tope del 15 % y evitar la  cláusula gatillo, el escenario porvenir parece mucho mas cercano al conflicto que a la solución.

  El Ejecutivo Nacional no conocía el trabajo pero explica: "Los aumentos el año pasado fueron muy desparejos. San Luis y Santa Cruz expresan los mayores antagonismos. 50 % de incremento la primera   y 7 % la segunda, por eso es complejo determinar un promedio" El Gobierno también reitera por estas horas que los acuerdos son provinciales y rechaza cualquier reclamo de "paritaria nacional" : "Ya se fijó un incremento del 20 % del salario básico cómo piso para cualquier docente inicial en todo el país. A partir de acá la negociación es con los Ministros responsables de cada distrito"

   Otro gesto de Finocchiaro fue recibir ayer en el Palacio Pizzurno a tres de los sindicatos de maestros. Por ahora no hay convocatoria para SADOP (docentes privados) ni  CTERA, cuya representación  gremial en la mesa de negociación fue notoriamente recortada. De cinco miembros se reconoce ahora uno solo. 


   Buenos Aires volverá a ser eje de la pelea mas importante. El Gobierno el año pasado eligió cómo  adversario principal a Roberto Baradell. En la pelea política le tocó perder al titular de SUTEBA  y el triunfador de las elecciones de octubre, frente a CFK, fue  el propio Ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich. En lo gremial en cambio el dirigente docente revalidó su conducción frente a la izquierda mas dura representada por Romina Del Plá y tampoco pudieron avanzar ninguna de las denuncias judiciales que se intentaron en su contra. La estrategia ahora de María Eugenia Vidal, con el antecedente de la larga lucha del año pasado, pasará escencialmente por el bolsillo. Ya se anunció que volverán a descontar los dias de paro - elemento clave para desarmar la larga huelga del 2017- y avanzará con los premios por presentismo. El sistema ya fue implementado por el Gobernador Cornejo en Mendoza y se intentará ahora implementarlo desde La Plata. El mecanismo no está previsto en el convenio colectivo vigente pero se intentará que sirva para agrietar parte del homogéneo respaldo que tiene SUTEBA en todo el territorio provincial. A diferencia del año pasado,  Hernán Lacunza y la Gobernadora cuentan esta vez con los recursos necesario para avanzar en la idea.