jueves, 20 de septiembre de 2018
   
 
17/01/2018
     
Ficción

El Gobierno insiste en paritarias con un tope del 15% y sin cláusula gatillo. Las consultoras sin embargo estiman todas un piso inflacionario anual del 19 % y por ende el objetivo oficial parece de cumplimiento dificultoso. El primer convenio colectivo del año superó en siete puntos la meta oficial. Decreto contra CTERA que enrarece la negociación con los maestros en todo el país.

  El repaso por los números estimativos sobre la inflación de este año para mas de diez consultoras de distinta formación política y económica son contundentes. Algunos ejemplos:  Eco Go 19 %, JP Morgan 19,2. BBVA  e Itau 19,5, Abeceb 19,8, Ecolatina 20 % y Econométrica 21,6. Hay otras, pero ninguna en la previsión oficial del 15 %.

  A la estrategia oficial se le adiciona el intento de negociar esta vez sin cláusula gatillo. La misma le permitirá  a gremios muy importantes cómo mercantiles, bancarios y docentes percibir en los próximos dias una compensación del 4 o 5 % (cada caso es distinto) por lo perdido durante 2017. Un tope cinco puntos por debajo de los cálculos de todo el mundo de las consultorías y sin herramientas reparadoras parece una estrategia solo destinada al choque, pero también puede ser sólo parte de una estrategia destinada a que las variables se disparen lo menos posible.

   Esta claro que cuando la Consultora Capital indica hoy que el primer cuatrimestre puede terminar con una inflación del 7 % no habrá ningún dirigente sindical que firme un incremento salarial para todo el año del 15 %. El lapso de enero a abril se indica que será el más difícil para el Gobierno en cuánto al control de precios puesto que hay aumentos pautados de gas, luz, prepagas, tren,  colectivo y subtes. El Gobierno conoce esta realidad en detalle y tal vez por eso acaba de convalidar el primer convenio colectivo del año: los trabajadores frutihortícolas de Rio Negro cerraron su paritaria con un 22 % de incremento salarial. Es ciero que es un gremio chico -solo 28.000 afiliados- pero también es cierto que el acuerdo es mucho mas cercano a la realidad que el voluntarista tope del 15 %. Por aquí pasa la cuestión. Si el gobierno flexibiliza las paritarias al igual que las metas de inflación, las negociaciones pueden encontrar un punto de encuentro. Si se endurece, el conflicto aparecerá a la vuelta de cada uno de los diferendos salariales.

  La negociación con los docentes  se enrareció esta mañana con dos decisiones del Ejecutvo que se conocieron muy temprano con la publicación del Boletín oficial. Por un lado, cómo el año pasado,  no se convoca a la paritaria nacional docente y por decreto se establece que el piso salarial  en todo el país será un 20 % superior al mínimo, vital y móvil. Por otro  se modificó la representación de los maestros en la mesa de negociación con el Ejecutivo. Allí CTERA tenía 5 representantes   y las otras cuatro (UDA; SADOP, CEA y AMET) uno cada uno. A partir de ahora todas se igualan y habrá solo un delegado por cada sector gremial.  Roberto Baradell ya calificó la medida cómo "injusta y democrática" mientras  SUTEBA, su sindicato, se prepara para otra larga pelea en la provincia. El Secretario General fue el año pasado sindicado cómo el gran adversario por el Gobierno de Vidal y terminó perdiendo su pelea política; Esteban Bullrich, su contrincante de ese momento, le ganó las elecciones a CFK y hoy es Senador por la Provincia.  Baradell en cambio salió airoso de otra disputa. Durante mucho tiempo apuntaron a vincularlo con prácticas corruptas, lo denunciaron y se intentó descubrir otro Balcedo. Sin embargo,  nunca se encontró ningún elemento que lo comprometiera en su sindicato o vida privada.