jueves, 20 de septiembre de 2018
   
 
13/12/2017
     
Trámite urgente

El oficialismo decidió hoy evitar una larga y desgastante semana de reclamos contra la reforma previsiónal y avanzará mañana mismo en el recinto con el intento de aprobación de la norma que ya tiene media sanción del Senado. Allí el reglamento exige siete dias entre la aprobación del dictamen de Comisión y su tratamiento en el recinto pero en la Cámara Baja los usos y costumbres son mas laxos. El oficialismo apura el trámite porque confía en sus números pero no le sobra nada ante la reticencia de varios diputados a obedecer a sus Gobernadores. Lousteau da quorum pero vota en contra. Rogelio Frigerio clave en el alineamiento de las provincias.

   En la caliente sesión de ayer se mencionaban dos posibilidades en torno a la suerte de la Reforma:

                                                                                                                                                                                       a) Posible propuesta radical de instrumentar un bono por única vez para compensar la pérdida de ingresos de los jubilados en el comienzo de la aplicación del nuevo haber jubilatorio.

                                                                                                                                                                                         b) Acelerar su debate en el recinto lo máximo posible y por eso ya se mencionabla la posibilidad de sesionar mañana jueves.

     Sobre el primer tema no se supo mas nada y parece difícil que Hacienda habilite un egreso extra de estas características en un marco general de profundo ajuste. El segundo punto se resolvió esta mañana y la decisión es comprensible. Para esta misma tarde esta convocada una marcha de protesta encabezada por Facundo Moyano, Victoria Donda y Diputados del Movimiento Evita. La semana que viene quienes van a reclamar por el proyecto  los integrantes de parte de la CGT. La resistencia a la medida se multiplica en los medios y redes sociales y el próximo 20 parecía quedar muy lejos. Había solo una duda. El reglamento del Senado establece que en el recinto puede tratarse un dictamen de comisión sólo al cabo de siete dias, no antes. El Diputados las normas son menos estrictas y Cambiémos decidió hoy que el proyecto se trate mañana mismo.
    
  La decisión está tomada a partir del convencimiento de tener los votos necesarios pero no les sobra nada. En el naciente bloque Argentina Federal Diego Bossio dijo que votaba por la negativa y lo mismo señaló el randazzista "Bali" Bucca. Ellos y varios otros no son conducidos por ningún gobernador y tienen margen para el rechazo. Distinta es la situación de cuatro cordobeses. Schiaretti ha sido parte clave del acuerdo con el Ejecutivo y sus legisladores votarán con el oficialismo. Lo mismo va a sucecer con los tucumanos (Manzur negocia a cambio de este voto algunas mejoras impositivas para las bebidas azucaradas), misioneros, catamarqueños  y parte de los legisladores de Salta. Urtubey siempre se mostró cercano a Macri pero sus diputados (Kosiner y David) no comulgan en nada con la reforma previsional. Posiblemente dividan el voto y uno se manifieste a favor y otro en contra. 

   Al margen de este espacio están los neuquinos que responden a Gutiérrez y los santiagueños referenciados con Zamora. Entre ambos habrá mañana alrededor de ocho votos positivos.  Este es el esquema. Frigerio, lápicera en mano, está convencido que logran el número esperado  y por eso apretaron el acelerador.