martes, 12 de diciembre de 2017
   
 
22/11/2017
     
La mas difícil

El Ejecutivo acordó la reforma impositiva con los Gobernadores y la laboral con la CGT. Los cambios previsionales en cambio no fueron discutidos con nadie y hasta aquí parece el proyecto mas complicado de ser aprobado. El massismo endurece resistencia. La modificación ofrecida no alcanza. Se vienen otros cambios?


    Eduardo Amadeo dijo esta mañana que "si hay que esperar a diciembre no hay problemas, estamos acostumbrados a negociar y buscar consensos". Parece el camino mas natural. Si alguna vez estuvo en el Ejecutivo la idea de concretar un trámite expres para las reformas impositivas, laboral y previsional hoy no parece el camino mas previsible. En Senadores no estuvo presente hoy  la CGT  en la primera reunión de la Comisión de Derecho del Trabajo y  sin dictamen parece cómo imposible que el proyecto se trate antes de diciembre.  De todos modos en este punto la cuestión es clara. Es cierto que hay rechazos explícitos de las dos CTA , Palazzo y Pablo Moyano pero el triunvirato convalidó la negociación con Jorge Triaca y Miguel Pichetto dijo que apoyará todo lo que la dirigencia gremial haya acordado.

    En materia impositiva el camino parece mas expedito. Salvo San Luis, que sigue negociando porque solo tiene acreencias con la Nación, el resto de las provincias manifestó su conformidad con el pacto fiscal. Con el apoyo de los Gobernadores parece la reforma mas cómoda en materia de números para el oficialismo. 

   La reforma previsional es muy distinta. Salvo los propios,  el Gobierno no tiene ningún núcleo duro que respalde las modificaciones. Y solo con el voto de Cambiemos no alcanza, por lo menos en Diputados. En Senadores habrá que ver si parte del bloque de Pichetto, llegado el momento, avala el proyecto modificatorio.  El problema en la Cámara Baja es que el massismo y el sector de Diego Bossio, que supieron este año y el pasado respaldar distintas leyes del Ejecutivo hoy están claramente en la vereda opuesta. Por lo menos hasta acá. Diego Bossio, titular de la ANSES durante varios años es muy crítico de la modificación del cálculo del haber jubilatorio y Mirta Tundis calificó el proyecto cómo "una burla". Si se suma a estos sectores la previsible oposición del FPV y la izquierda hoy nada indica que Cambiemos tenga número para su sanción, por lo menos en Diputados. 

     La reforma sin embargo es escencial para la reducción del déficit fiscal. Es previsible es que el Gobierno ofrezca alguna nueva instancia negociadora?  Ya sucedió con los impuestos internos rápidamente suprimidos ante el reclamo de las provincias vitivinícolas y con el pedido de la CGT sobre no equiparar en el texto de la ley laboral a trabajadores y empresarios. Hasta aquí la concesión en materia previsional fue mínima. Los Gobernadores indicaron que no compartían el ajuste sólo por inflación y se agregó  porcentaje respeto al crecimiento anual de la economía. En plata signifcan  entre diez  y veinte pesos y su irrelevancia no  acortó ninguna distancia.