martes, 22 de mayo de 2018
   
 
07/11/2017
     
Avanza

Dijo Miguel Picheto que su bloque no se apartará un centimetro para aprobar o no la Reforma laboral de lo que resuelva la CGT. El mensaje es positivo para el Gobierno, que sigue avanzando en coincidencias con la central obrera. Tercerización y aportes patronales. La UIA quiere una negociación global. Sin cambios en Impuestos internos.

  La frase del jefe del bloque peronista en el Senado puede haber sonado dura pero es el mejor puente de plata posible para el oficialismo. No moverse de lo acordado  por la CGT significa que el Gobierno tendrá en el recinto el apoyo de un importante grupo de Senadores de la oposición que convalidará lo que hace largo tiempo viene negociando el Ministro Triaca con el triunviro gremial y otros dirigentes de peso.  Mas allá de posibles esciciones a partir del diez de diciembre con la llegada de CFK al Senado, Pichetto tiene un marcado liderazgo sobre un conjunto de por lo  menos 20 legisladores. Con ese número, mas los propios e independientes, el Gobierno no tendrá inconvenientes en convalidar la reforma.

   Facundo Moyano dijo ayer que lo único valioso del proyecto oficialista es la ampliación a quince dias de la licencia por paternidad. Otros referentes gremiales, en cambio, también apoyan sin quejas el blanqueo. Andrés Rodriguez y Héctor Daer se anotan entre ellos. Donde si hay coincidencia en el mundo sindical es en cuestionar en conjunto la reducción de los aportes patronales. Sin embargo, por lo menos hasta ayer, el Ejecutivo morigeraría o eliminaría este item y el punto facilitaría otras coincidencias.

  Hay otro punto en cambio donde el Gobierno se mostró intrasigente. Escencialmente el moyanismo cuestionó  a la tercerización de determinados servicios de limpieza y transporte en las empresas en detrimento del histórico poder de los Camioneros. A diferencia de la cuestión de "aportes patronales" el Ministerio de Trabajo dijo que este aspecto "no se negocia" y tampoco hubo mayores reclamos. Foto del momento, mostrando el alejamiento de Moyano del Gobierno y también su pérdida de peso específico en la conducción cegetista.

   Desde el oficialismo, Pichetto y la propia CGT está clara la voluntad de avanzar. Hoy hay nuevas reuniones entre técnicos del Ministerio y abogados de los Sindicatos para seguir puliendo el proyecto que debe llegar al Congreso. Lo que no está claro todavía es si las negociaciones serán en bloques separados o en conjunto (Reforma previsional, laboral e impositiva). Miguel Acevedo, titular de la UIA, se manifestó hoy a favor de un debate único pero todavía no hay respuestas desde el Ejecutivo. Donde si se manifestó el Gobierno fue en el tema Impuestos Internos. Desde Mendoza y San Juan se hizo hincapié ayer en que la alícuota al vino y los espumantes ya había desaparecido. Voluntarismo o demasiado optimismo. Anoche tarde desde el Congreso y el despacho de Dujovne se informó que no había por lo menos hasta aquí ninguna modificación y que todos los aspectos del proyecto se seguían debatiendo.