martes, 12 de diciembre de 2017
   
 
11/10/2017
     
En veremos

María Eugenia Vidal ya se imagina gestionando los recursos de una nueva Coparticipación pero las demás provincias multiplican su rechazo a cualquier modificación. Ayer voz de alerta de Gustavo Valdés y Humberto Schiavoni. El fallo de la Corte.

   "Esta bien que la Gobernadora reclame lo que considera que le pertenece a su provincia, pero nosotros vamos a defender lo que es nuestro" El dueño de la definición es Gustavo Valdés, gobernador electo de Corrientes y la definición es de ayer, cuando lo consultaron por el tema Coparticipación tras su encuentro con el Presidente en Casa de Gobierno. Humberto Schiavoni, candidato a Senador por Cambiemos en Misiones, presidente del PRO a nivel nacional y de mucha cercanía con Macri, se manifestó en términos similares  " La provincia no puede resignar un peso de los recursos ya asignados, mas aún, le corresponde reclamar mayor participación porque percibe  menos de lo que le corresponde"

   El primero es un dirigente radical cuya victoria fue celebrada por todo el Gobierno nacional y el segundo tiene asignado roles importantes en el Senado que viene. Sin embargo, su discurso en defensa de los recursos de sus distritos y específicamente de la Coparticipación asignada son idénticos a los de cualquier otro mandatario mas lejanos a la conducción de Cambiemos.

 El Gabinete de Vidal se imagina un futuro cercano con el tema resuelto.  El reclamo alcanza a 50.000 millones de pesos anuales y se imaginan una gestión mucho menos complicada si ese respaldo aparece.  Entre otras cuestiones permitiría abordar de otro modo el inminente comienzo -noviembre- de la paritaria docente. Este año la negociación fue muy costosa para el Gobierno en términos políticos y  se multiplicaron los dias sin clases. Se intentó personalizar el conflicto en la figura de Roberto Baradel pero no se consiguió el objetivo y la solución llegó luego de una asistencia del Gobierno nacional que superó los 20.000 millones de pesos. 

 El optimismo de los bonaereses radica en que estiman y esperan un pronto fallo de la Corte Suprema sobre el tema. Sin embargo, se supone que el máximo tribunal determinará la justeza del reclamo pero sin definir cómo se cumple con la reparación económica. Y aquí se enrarece la situación. Imaginar que las provincias resignarán parte de lo que vienen cobrando para cederseló  a Buenos Aires parece imposible. Valdés y Schiavoni son un parámetro. Schiaretti, Lifschitz, Peppo, Bordet, Verna, Weretelinek y otros se manifestaron en el mismo sentido confrontativo.

   El otro camino - el que mas preocupa a Dujovne - es que el Gobierno Nacional se haga cargo de la reparación histórica. Tampoco parece sencillo. El crecimiento del déficit fiscal es un tema por ahora sin solución para el económico y una decisión de este tipo solo complicaría mas la situación.

    El Fallo de la Corte - se indica - podría conocerse después de las elecciones y antes de fin año. Para la Gobernadora puede ser un logro judicial clave, pero nada indica por ahora que este allanado el camino hacia su resolución efectiva.