miércoles, 21 de noviembre de 2018
   
 
19/09/2017
     
Reforma ralentada

Horacio Rodriguez Larreta indicó que "no hay plazos para los cambios educativos" y otra fuente de Jefatura de Gobierno admitió que "el momento elegido para los anuncios no fue el mas adecuado". Las elecciones cómo el principal condicionante. Reunión con alumnos por colegios tomados. Críticas de docentes y educadores. Falta de información sobre los objetivos.

 "No vamos a decirlo públicamente, pero está claro que la comunicación del cambio educativo debería haberse hecho en otras circunstancias", dijo ayer un importante funcionario del gobierno de la ciudad. Poco después la Ministra Acuña anunciaba una reunión para mañana con los estudiantes para levantar la toma de casi treinta colegios y recuperar parte de la perdida normalidad educativa. Los objetivos de la reforma fueron conocidos parcialmente, de manera extraoficial y a mitad de camino entre las PASO y las elecciones de octubre.  Se refieren además a un tema muy sensible como la Educación Pública, donde la convivencia del Gobierno con  profesores y  estudiantes nunca ha sido sencilla en los últimos diez años.

   A excepción de los propios alumnos que votaron en la Asamblea para tomar los colegios -en decisiones soberanas pero con poca participación de estudiantes- y un pequeño grupo de padres, nadie ha validado estos métodos de protesta, pero es verdad que en toda la comunidad educativa las críticas a lo poco que se conoce del proyecto oficial son ampliamente mayoritarias. También es cierto que los diferentes actores coinciden en la necesidad de un cambio en la escuela secundaria, la cuestión es la idea general y cómo se instrumenta.

  María Soledad Acuña indicó hoy que las consultas a los diferentes sectores se han realizado  desde hace mucho tiempo, pero las autoridades de diferentes escuelas -desde el  Normal 8 hasta el  Nacional Buenos Aires- indican que nunca fueron convocadas para ninguna aporte. Lo mismo expresan otros especialistas sobre el tema: ninguno de los mas importantes ha participado o intervenido en los esbozos de cambio que se conocen. . La idea principal  tiene dos patas: Mayor desarrollo de plataformas virtuales y la conexión con el mundo del trabajo desde el último año de la escuela secundaria. La apuesta puede ser innovadora, pero hay muy poca información sobre el cambio en el papel de los profesores y bajo qué condiciones será la entrada de los estudiantes a ese primer trabajo. La experiencia pretende ser la primera en el país y sólo para la esfera pública, lo que también dificulta su aceptación por el resto de la comunidad educativa. 

  La  Ministra de Educación confirmó hoy su intención de avanzar con la idea a partir de un presupuesto compartido por todos: "Debe hacerse  algo urgente para mejorar  la escuela secundaria". El problema es que no hay todavía una dea consensuada y el oficialismo tiene por otro lado problemas mas urgentes que resolver . Está en campaña desde ayer con el objetivo de repetir o mejorar la muy buena elección de agosto por Elisa Carrio. Un escenario de colegios tomados y reclamos multiplicados no es el mejor para este objetio y por eso, desde la Jefatura de Gobierno se bajaron dos mensajes seguidos "No hay tiempos" y "El momento para plantear la reforma no fue el mejor"  La reunión de mañana intentará devolverle la normalidad al dictado de clases y Acuña deberá agilizar  contactos con docentes y educadores para que el punto de partida de la reforma tenga el grado de acuerdo que hasta aqui no pudo conseguir.