jueves, 20 de septiembre de 2018
   
 
11/09/2017
     
Efecto Maldonado

Tierras indígenas en toda la geografía nacional. Ocho millones de hectáreas en juego. En noviembre vence la legislación que suspendió los desalojos por diez años. La intención del Ejecutivo era no prorrogar la norma. Diferencias con la oposición. Consecuencias de la desaparición de Santiago Maldonado. Los Benetton en observación.

  Hace diez años, ante repetidos reclamos de comunidades aborigenes de todo el país, se resolvió suspender los desalojos hasta el próximo mes de  noviembre. En este tiempo debía realizarse un adecuado censo de las distintas poblaciones, corroborar la legitimidad de sus reclamos y esclarecer la situación legal de los terrenos en disputa. El avance  fue mínimo, ratificando la idea histórica que tienen los pueblos indígenas sobre su vínculo con el Estado: "Nunca algún  Gobierno estuvo cerca de nuestros reclamos, sea del partido que fuese, siempre nos perjudicaron"

   La salida de emergencía vence en sesenta dias y hasta aquí no había señales de prórroga por parte del Ejecutivo. En Diputados el Proyecto debe ser tratado por tres Comisiones: Población, Legislación General y Presupuesto y Hacienda. La primera es presidida por el FPV y las otras dos por Cambiemos. Pese a los reclamos opositores,  nunca hubo plenario de Comisiones para emitir dictamen y debatirlo en el recinto.   La estrategia oficialista parecía clara: No tratar la norma, no convalidar ninguna prórroga y dar por vencida la legislación que hasta aqui impide los desalojos.

   En el Senado se intentó tratar el proyecto la semana pasada  pero acordaron debatirlo esta semana o la que viene. Pino Solanas es uno de los que mas pelea para que la ley no se caiga y cuenta con el apoyo de casi todo el peronismo. En los próximo dias es muy factible que se vote alguna legislación que impida próximos desalojos. Sin la aprobación conjunta  de Diputados, sin embargo, no alcanza.

   El total de tierras en litigio alcanza a ocho millones de hectáreas. Parte de ellas pueden ser no cultivables, pero un porcentaje muy importante en cambio hace rato que es pretendida por productores sojeros para multiplicar su producción. La intención del Gobierno de dejar caer la prórroga y habilitar eventuales desalojos tropieza hoy, sin embargo, con las consecuencias políticas de la desaparición de Santiago Maldonado.

     El  participaba de los reclamos de la comunidad mapuche contra Luciano y Carlos Benetton. Los italianos son dueños de 900.000 héctareas en varias provincias del país, principalmente Chubut y Santa Cruz, y en las instalaciones de su estancia mas importante funcionan una comisaría y un destacamento de Gendarmería.  En el conflicto de los fabricantes de ropa con las comunidades indigenas del lugar intervino hasta la Iglesia, incluída una reunión en el Vaticano. Según la delegación mapuche hubo un acuerdo inicial entre las partes luego incumplido por los Benetton.

   Félix Díaz, cacique Quom, tuvo por su parte largos enfrentamientos con el Gobierno de CFK y prolongados acampes en la 9 de Julio sin conseguir nunca alguna respuesta favorable.

   La situación de Santiago Maldonada está lejos de resolverse y  el Gobierno ahora, por primera vez en 40 dias, habilita la posibilidad de la intervención de Gendarmería en su desaparición.  Sergio Massa ha pedido la renuncia de la Ministra Bullrich y el tema es una incomodidad diaria para el Gobierno. En este contexto no parece sencillo que el Ejecutivo pueda avanzar con su decisión de no renovar ninguna prórroga y avanzar con los desalojos.