miércoles, 21 de noviembre de 2018
   
 
31/07/2017
     
A todo riesgo

Bullrich, Cristina, Massa y Randazzo en la mira. Solo esta permitido ganar. Para cualquiera otro resultado puede tener consecuencias irreversibles. El detalle de las complicaciones de cada uno. Proyectos personales y colectivos en el camino.

    
    Por supuesto que puede haber excepciones cómo en el 2009. En ese año Néstor Kirchner perdió las elecciones cómo diputado frente a Francisco De Narváez y sin embargo CFK pudo ser reelecta Presidenta dos años después. No es lo que marca la regla general. Alfonsín perdió en el 87 y Angeloz en el 89. Menem en el 97 y Duhalde en el siguiente turno. De la Rua también había caido derrotado antes de diciembre del 2001. Cristina en el 2013 y Scioli hace dos años confirmaron la historia.

   Este es el enorme desafío de Esteban Bullrich. Perder en octubre sería un golpazo difícil de asimilar. El Gobierno se imagina por lo menos tres reformas para lo que viene:  Impositiva, laboral y previsional . No ganar tendría dos consecuencias inmediatas: a nivel parlamentario seguiría sin fortalecerse y políticamente carecería del elemental respaldo que  otorga una cualquier elección que se gana.

  La ex Presidente tiene mas pasado que futuro,  pero terminar detrás del candidato de Cambiemos representaría acelerar el final de su vida politica y dejar todas las instancias abiertas para sus diversas complicaciones judiciales. En lo ecónomico y judicial, por contrapartida, su derrota representaría el mayor logro político de Macri Presidente.  

   Segio Massa, en lo personal, puede aparecer cómo el mas complicado de todos. Para Macri perder resultaría la peor noticia pero tiene dos años para intentar revertir lo sucedido y en última instancia, para su historia de vida, ya llegó. El ninguneado hijo del inmigrante rico le ganó al peronismo contra todos los pronósticos y es el primer presidente que llegó al Gobierno superando un bipartidismo de mas de 100 años.  Cristina Fernández igual. Seguramente si pierde deberá seguir visitando Comodoro Py mas a menudo que ahora, pero ya fue Presidenta por ocho años y es casi natural que su ciclo histórico termine. El diputado de Tigre es otra cosa. Hace cuatro años logró la hazaña de ganarle a toda la estructura nacional del FPV desde el mínimo espacio de su municipio y parecía el gran candidato de las elecciones pasadas. Su "avenida del medio" fracasó ante la enorme polarización de kirchneristas y macristas y los últimos dos años no fueron sencillos. Hoy esta tercero y los riesgos de lo que viene son múltiples: Si termina en ese lugar no le resultará nada fácil retener el espacio parlamentario que hoy tiene y la dispersión  a manos del oficialismo o el PJ será una posibilidad inevitable.

   Lo de Randazzo tambien es complejo pero el resultado ya es mas previsible. El mismo reconoce que no imaginó la candidatura de CFK  y el error de cálculo tiene un precio alto. Su idea era razonable: respeto a la ex Presidenta si,  pero no mas seguidismo sin margen para el debate o la crítica. El problema estuvo dado a la hora de medir la imagen mas competitiva para enfrentar a Cambiemos. Allí los intendentes y militantes del peronismo descubrieron que no había nada nuevo bajo el sol y que la mejor carta continuaba siendo la ex. La urgencia postergó las ideas en discusión y  se quedó sin gran parte de los apoyos imaginados a comienzos de año. No es lo mismo para su proyecto sacar el 5, el 10 o el 15 % de los votos, pero esta claro que tampoco parece este turno el mas indicado para su intención de ser el principal constructor del post kirchnerismo.