martes, 22 de mayo de 2018
   
 
26/07/2017
     
Sigue

El oficialismo no consiguió los dos tercios necesarios para excluir a Julio De Vido de la Cámara de Diputados y seguirá ocupando su banca. A Cambiemos le faltaron 20 votos para conseguir el objetivo. Elisa Carrio y Mario Negri protagonizaron los debates mas criticos contra el ex MInistro que se defendió con un discurso leído y sin brillo. Cuestionamientos al Gobierno por hechos de corrupción del presente.

 El resultado fue previsible. 138  votos a favor de la expulsión, 95 en contra y 3 abstenciones.  Hubo 20 ausentes y por lo tanto se necesitaban 158 para alcanzar el objetivo. Podría haberse explorado la estrategia de la suspensión o desafuero con mayores garantías de éxito? Es una posibilidad, pero nada garantizaba  alcanzar los dos tercios indispensables. El oficialismo nunca se bajó de su aspiración de máximo ya que más allá del resultado desfavorable lograba una ruidosa  vidriera para hablar de corrupción durante diez largas horas. 

 Los representantes más lucidos de Cambiemos fueron en la apertura y el final Elisa Carrió y Mario Negri. La primera explicando el rol clave del  acusado en áreas decisivas cómo Energía, rutas, represas y acuerdos con Venezuela, recordando  sus denuncias desde el año 2004 cuando empezó a llamarlo "el cajero de los Kirchner" . Cerró su presentación calificando a De Vido de "infame traidor a la patria"

  El cierre del Jefe de Bloque apuntó al cúmulo de denuncias del "diputado en cuestión" y su indudable responsabilidad en las decisiones tomadas durante largos años de gestión. Recordó también que en todo ese tiempo paso por su manos "un tercio de nuestro actual PBI". Otro discurso muy crítico corrió por cuenta del santacruceño Eduardo Costa (Cambiemos) que enumeró una larga serie de rutas provinciales y nacionales pagadas y no terminadas por la gestión del ex Ministro.

  La autodefensa del propio De Vido fue leída en gran parte, sin brillo y mas que nada apuntado a emprendimientos que tuvieron cómo coprotagonistas a intendentes de todo el pais. Marcó también las diferencias entre un proyecto inclusivo del que formó parte y este donde "solo se atiende a las necesidades del mercado"

  Hablaron para respaldarlo varios representantes del FPV pero todos mostraron la misma medianía. Distinto fue el enfoque de dos mujeres: Alcira Argumedo y  Araceli Ferreyra. La primera dijo que era muy llamativo este reclamo de honestidad y transparencia en un partido que tiene a Mauricio Macri cómo Jefe : "Podemos hablar de él y de su padre desde los 80 hasta acá. Cuando Cavallo le estatizó una deuda de 300 millones de dólares en los 80, el contrabando a Uruguay, las cloacas con Rousselot en Morón y la solución de Grosso a Manliba hasta el presente: Correo, Avianca, Odebrecht, decreto para familiares, Panamá Papers. 

  La correntina Ferreyra por su parte dijo que "Elisa Carrió no mea agua bendita" y se encargó de reproducir las graves denuncias de la propia chaqueña contra el presidente hace sólo un par de años atrás.

  Fueron diez horas largas de debate. Tendrá alguna incidencia electoral? Esta por verse. Siempre hay recortes de la realidad con interpretaciones subjetivas. El desarrollo cronólogico indica que fueron 5 horas explicando la corrupción kirchnerista en detalle y otras tantas indicando que el gobierno hace esto porque está en campaña y no tiene un sólo índice positivo para demostar.  Tal vez en la mirada final pierdan los dos y no gane ninguno.