sábado, 21 de julio de 2018
   
 
17/07/2017
     
Todo depende

El Gobierno tiene pendiente tres reformas fundamentales para lo que viene: Judicial, Impositiva y Laboral. En todos los casos el resultado de octubre es decisivo. Objetivo contrapuesto en la oposición. Alerta en los gremios. El posible resultado de Massa. Gobernadores a la defensiva.

   Las  modificaciones al sistema laboral de Brasil consagradas por el Congreso la semana pasada sirvieron cómo disparador para la re instalación del tema en Buenos Aires. El Presidente  había anticipado su posición con denuncias a las "mafias" del Derecho Laboral y el Ministro Triaca ya había denunciado ante la justicia a camaristas y jueces del fuero que fallaron en contra de los intereses del Ejecutivo. Los primeros análisis sobre los cambios instrumentados en Brasilia indicaron que lo sancionado era un gran retroceso para los intereses de los sindicatos pero hoy Guillermo Nielsen calificó la reforma cómo "blanda". Dante Sica por su parte indicó el viernes que la ley aprobada en Brasil agudiza los problemas de falta de competitividad de la industria argentina.

   En materia tributaria la enunciación de Macri fue contundente "Los impuestos nos están matando". Margarita Stolbizer lo cuestionó rápido: "No puede manejarse cómo un comentarista de la realidad. Es el Presidente y quiero decir que en todo este tiempo el Ejecutivo no envió un solo proyecto sobre el tema al Congreso". La cuestión tampoco será sencilla con las provincias. Ni bien mencionó el tema "ingresos brutos" - de recaudación provincial- Juan Schiaretti le respondió rápido recordando las históricas deudas en la materia de Nación.

  En materia judicial ya se señaló acá que Fernando Sánchez será el encargado de instrumentarla cuando llegue a Jefatura de Gabinete. El objetivo principal es Alejandra Gils Carbó, vuelta a señalar el fin de semana por el Presidente y a quién Graciela Ocaña, en su primera aparición cómo candidata, le pidió hoy que "tome licencia".  Los avances de Pablo Tonelli adviertiendo que podía ser separada "por decreto" fueron sin embargo descartados por el Ministro Garavano y Elisa Carrió.

   Los tres principales objetivos del Gobierno, empero, dependerán en grado sumo de lo que suceda en las elecciones:

    a) Una victoria en la Provincia de Buenos Aires y un buen registro en todo el país que consolide a Cambiemos cómo la fuerza nacional mas votada CONSOLIDARA las posibilidades de avanzar en los tres escenarios.

    b) Una derrota en territorio bonaerense puede ser decisivo para que estos proyectos naufraguen. Por menor fuerza parlamentaria y mayores inconvenientes políticos. Sobre el tema fue claro Jorge Taiana "Hay que ganar para poder frenar la reforma laboral". En  idéntico sentido se manifestó Héctor Daer, uno de los triunviros cegetistas.

    c) La mirada post elecciones de cada provincia también es importante. Si Cambiemos gana en Córdoba de la mano de la imagen del Presidente y su candidato Héctor Baldassi es una cosa, si no repiten y ganan los representantes de Schiaretti y De la Sota, cualquier cambio será mucho  mas dificultoso.

    d) En Chubut, Formosa, Tucumán y Santa Fe ocurre lo mismo. Por distintos temas los mandatarios provinciales tuvieron sus diferencias con el Ejecutivo Nacional y el resultado es clave para los objetivos del Gobierno. Si ganan todo será mas dificíl para Cambiemos, si pierden Macri tendrá mas aire para instrumentar los cambios imaginados.

    e) La suerte de Massa también es otro dato principal. El tigrense pasó en poco más de un año de Davos a ser "ventajita". Cambiemos necesita hoy imperiosamente "morder" parte del voto de su electorado y la relación esta mas tensa que nunca.  Después de octubre habrá que ver cuantos diputados integran el bloque renovador, pero debe tenerse en claro que sin su respaldo el oficialismo no pudo hasta aqui conformar nunca una mayoría propia. 

   Tres reformas básicas sobre las cuales el Gobierno quiere basar la segunda etapa de su gestión. Los anteproyectos están. De octubre dependerá si ponerlos en marcha resulta mas sencillo, mas dificultoso o imposible.