martes, 22 de mayo de 2018
   
 
10/07/2017
     
Voto a Voto

Cambiemos todavía no tiene el número necesario para pedir el desafuero de Julio De Vida pero no está lejos. Confirmados y en duda. Estrategia judicial en paralelo. Efectos colaterales en campaña. Presión sobre los provinciales. Antecedentes que no ayudan.

  Más allá del voluntarismo de algunas declaraciones el Oficialismo todavía no tiene los votos necesarios para desaforar al ex Ministro.  Dos tercios son 172 diputados y Cambiemos contabiliza al momento, con esfuerzo, 160. Es cierto  que si baja el número de presentes en el recinto también disminuye la cantidad de votos requeridos para esa mayoría especial, pero todavía no hay certezas sobre esa posibilidad. El  número indicado es además una notoria expresión de optimismo: contabilizan 18 votos del Bloque PJ y el acompañamiento del Movimiento Evita en su conjunto pero ambos datos requerirían de mayores precisiones.

  Conociendo estas dudas  desde Cambiemos anuncian que trabajan fuerte sobre 6 diputados santiagueños que responden a Gerardo Zamora y tres a  Maurice Clos. Ambos tienen origen radical y gobernaron Santiago del Estero y Misiones en alianza con el kirchnerismo. Ahora es tiempo de recuperar  antiguas relaciones con sus ex correligionarios.

   El número fuerte del bloque que encabezan Massot - Negri está dado por los 89 propios y  los 36 de la sociedad Massa - Stolbizer mas Victoria Donda. A ellos se les debe sumar Darío Giustozzi y otros dos o tres integrantes de su espacio.

  Si para el oficialismo es trabajoso juntar los dos tercios,  lo mismo ocurre con la contraparte. El FPV necesitaría 86 votos seguros para evitar el desafuero pero tampoco tiene el número necesario. Propios tiene 77 mas el apoyo de tres o cuatro votos del peronismo puntano. Mas allá de eso, tampoco tiene certezas.

  Lo importante de la pelea chica por los votos es la repercusión política donde está muy claro que los costos mas altos serán pagados por el kirchnerismo, que no parede tener a mano un buen resultado en el tema:
                                                                                                                                   a) Abroquelarse corporativamente y evitar el desafuero nunca será bien asimilado por la sociedad.

                                                                                                                                    b) Perder la votación significará volver a airear el tema corrupción en plena campaña electoral y en derredor de un todopoderoso del Gobierno durante los doce años de gestión de Kirchner y CFK,

    Para Cambiemos la cuestión también es nodal. El objetivo principalísmo de la campaña es escapar de una situación económica donde no tiene nada para mostrar y donde todos los índices son preocupantes. La UCA dijo el fin de semana que el 70 % de los menores de 17 años son pobres y Marco Lavagna indicó hoy que el 80 % de la sociedad está afectada por un consumo insuficiente.

   La Justicia en tanto, con feria judicial desde el viernes que viene, sigue su camino paralelo. El Fiscal Stornelli anunció que apelará las decisiones del Juez Rodriguez, que denegó la indagatoria y prisión preventiva solicitada y la Cámara deberá resolver la situación. 

   Para el final un dato estadístico. También se necesitan dos tercios de la Cámara para designar al Defensor del Pueblo de la Nación y esa mayoría es tan trabajosa de obtener que el cargo está vacante desde hace casi ocho años. Habrá que ver si De Vido mediante resulta mas sencillo alcanzar ese número.