sábado, 21 de julio de 2018
   
 
29/06/2017
     
Pronóstico reservado

El oficialismo no pudo aprobar ayer en particular la Ley de Responsabilidad Penal Empresaria. El protagonismo de Carrió. Mal cálculo. Cuarto intermedio hasta la semana que viene. Negociación compleja y de resultado incierto para Cambiemos. La abstención del bloque PJ.

 No hay demasiados antecedentes de lo sucedido anoche en Diputados con un proyecto del oficialismo. Tras la aprobación en general comenzó la votación en particular y Cambiemos no pudo aprobar ni siquiera el primer artículo  y la Sesión empezó a naufragar.  El punto inicial establece el Objeto de la norma y si no había acuerdo allí cualquier avance resultaba imposible. Tras varios minutos de desconcierto  y con el Bloque PJ (Diego Bossio) pidiendo la vuelta a Comisión, apareció Elisa Carrió para pedir un cuarto intermedio hasta la semana que viene.  Nadie está hoy en condiciones de decir que puede pasar en siete dias. Si está claro que Massot, Negri y la Coalición Civica deberá aceptar varias modificaciones si pretenden la aprobación en particular. 

    Un dato ruidoso de la tarde - noche  fue el hostigamiento via redes sociales de Eduardo Amadeo al Frente Renovador y al FPV de manera conjunta. Dijo que resultaba muy sugestivo que rechazaran de manera conjunta el tratamiento de la ley. Graciela Camaño le respondió con dureza "La mierda de Odebrecht los tapa a todos".  Expresó sin metáforas los distintos posicionamientos de la Cámara. Elisa Carrió reclamaba por la presencia de Julio De Vido (En la visión oficial la responsabilidad es toda de los funcionarios públicos del kirchnerismo); El FPV apuntaba con exclusividad al sector privado - IECSA y Gustavo  Arribas en particular - y  el Frente Renovador expresaba: Hay que sancionar a los empresarios que pagaron la coima y a los funcionarios que la cobraron. 

  Lo raro en la frase de Amadeo es que Cambiemos necesita siempre de manera inexorable del aval de algún otro bloque para conformar mayorías en el recinto. El Frente Renovador, sin embargo, explicó que iba a aprobar en general el proyecto para no ser funcional a esos cuestionamientos y para no quedar asociado otra vez al kirchnerismo. El Bloque PJ, de manera similar, no estaba en contra de la ley en abstracto pero reclamaba muchos cambios y su regreso a Comisión.  En este marco, parecía imposible la aprobación en particular. Con disidencias del massismo y de Bossio, mas el rechazo del FPV y la izquierda no hay número que alcance para seguir avanzando.  Por error de cálculo o presión del Ejecutivo se fue a la votación en particular que terminó en el anunciado fracaso.

  Lo que viene no es sencillo. El articulo 37 fue introducido a último momento y la oposición indica que está hecho "a la medida de Odebrecht". No solo lo cuestionan todos los bloques opositores sino que también ya informaron su disidencia Carla Carrizo y Ricardo Alfonsín.  La ecuación política de Cambiemos en el Congreso siempres es difícil: A falta de mayoría propia siempre es necesaria una gran voluntad de acuerdo para cualquier avance legislativo.