martes, 22 de mayo de 2018
   
 
21/06/2017
     
Audacia y riesgo.

Otra Cristina. Similitudes y diferencias con Durán Barba.Mas allá del voto cautivo. Diputada o Senadora. Presiones sobre Randazzo. Reacciones en el Gobierno. El pasado que vuelve.

 Mas allá de alguna manifestación desde  Comodoro PY el último año,  las  imágenes y el recuerdo de CFK cómo presidenta la asociaban al Patio de las Palmeras, en Casa Rosada, con tropa propia y  confrontación discursiva. Ayer fue otra cosa. Tonos moderados, mayor brevedad, solicitud de calma frente a descalificaciones al Gobierno y mucha cercanía con sus invitados e invitadas (estudiantes, docentes, invesigadoras, jubilados, beneficiarios de planes asistenciales)  al austero escenario de Arsenal de Sarandi. También,  una rotunda reivindicación de su Frente Ciudadanos y notable soslayo a todo lo que signifique alguna vinculación con la estructura del PJ.  

  La escenografía y convocatoria a "ciudadanos" hizo que se asociara rápido el acto de ayer a la marca y estilo que Durán Barba impuso en el PRO. El vínculo es parcialmente cierto. Es verdad que hombres y mujeres comunes fueron los protagonistas principales junto a CFK mientras los demás (Máximo Kirchner, Aníbal Fernández, Martín Sabbatella, Agustín Rossi, Héctor Recalde, Leopoldo Moreau, etc) miraban desde la tribuna, pero también es cierto que hay otras diferencias importantes.  Los hombres y mujeres comunes con los cuales el PRO apunta a empatizar, generalmente, son protagonista de historias personales de superación. Mas allá de las circunstancias, con su voluntad pudieron y pueden modificar condiciones adversas. Cristina Fernández, en cambio, se ocupó de mostrar a los castigados por políticas y decisiones de este Estado. Estudiantes sin planes "Progresar", investigadoras con la Beca suprimida, jubilados con menos acceso a los medicamentos y víctimas del retiro de pensiones por discapacidad. Aquellas valiosas historias de superación personal truncadas ahora por un Estado ausente. 

 La coincidencia de las encuestas en materia de rechazo a la figura de la ex presidenta es notable: Punto mas o menos está siempre cercana al 60 %. Esta CFK de ayer puede llegar a revertir menos de un 20 %. Tiene un núcleo duro de resistencia cercano al 40. La apuesta por lograrlo está en el aire. Carlos Germano señaló hoy que "todo lo que tiene que ver con el anterior folclore de los actos peronistas pertenece al siglo pasado" convalidando nuevas formas y estilos. En términos de acumulación podría entenderse del siguiente modo: El voto propio y cautivo ya está, vayamos por los esquivos o confundidos.

  No hubo banderas del PJ, reivindicación  de intendentes  y mucho menos manifestación  de fe cristinista por parte de gremios o sindicatos. Vacío coyuntural por la disputa con Randazzo o punto de inicio del canto de cisne del PJ en el colectivo del Frente Ciudadanos? El resultado de octubre tiene la palabra.

 Héctor Recalde dijo hoy, al igual que Agustín Rossi, que están convencidos que CFK será candidata el 24. No son dos opiniones más. El abogado laboralista alentó también una posibilidad muy cierta desde hace varios dias: que encabece la lista de Diputados y no de Senadores. Su margen de acción en la Cámara Baja podria ser mucho mayor que en el Senado. Allí el peso de los Gobernadores sobre sus representantes es mucho mayor y pueden obrar cómo un condicionamiento de peso para ella.

 Final: El Gobierno siempre alentó la candidatura de Cristina Fernández porque representa el mejor camino para debatir el pasado (escencialmente la corrupción) y escabullirse del ingrato presente. La posibiidad esta a punto de coronarse. Sin embargo, también desde ayer fue mas perceptible la conciencia del riesgo. El acto de Sarandí fue masivo y sin incidentess en un un marco donde el Gobierno tiene problemas en cualquier escenario público donde aparece el Presidente o la Gobernadora de Buenos Aires. La historia de los últimos 30 años en la Argentina indica que la estrategia de elegir el "adversario que mas me conviene" casi siempre terminó con el resultado indeseado.