martes, 22 de mayo de 2018
   
 
11/05/2017
     
Fragilidad

El vocero de Rosatti desmintió ayer su posible renuncia pero Pichetto solicitó cambios en la Corte y Adolfo Rodriguez Saa pidió ampliar el tribunal. El diagnóstico de Gil Dominguez y el reclamo de Pinedo. Aislamiento. Milagro Sala.

  Andrés Gil Dominguez no es un dirigente político ni tampoco representante de ningún organismo de DDHH. Si, un abogado consitucionalista de presitigio y por eso tiene mas fuerza su mirada sobre el complicado presente de la Corte: " Es de una situación institucional gravísima, queda en una posición de extrema debilidad." También indicó : "No creo que este fallo haya sido impulsado oficialmente por el Gobierno, pero puede ser que algún allegado haya estado operando"

 " La situación de extrema debilidad  - amplió - obedece escencialmente al rechazo unánime y la corrección del Poder Legislativo en su conjunto, la oposición del propio Presidente mas Marcos Peña y María Eugenia Vidal y escencialmente a la marcha de ayer a Plaza de Mayo, al repudio de la sociedad"  También bajo su perspectiva es mas grave el rechazo de tribunales inferiores a convalidar el fallo, cómo pasó en San Juan y Mendoza, que la posibilidad del Juicio Político ante el pedido en ese sentido de varios diputados del FPV: "Esto puede ocurrir, no es la primera vez que alguien lo solicita"

  En lo político y jurídico es singular la situación de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. En ambos  hubo un pecado original cuando el Ejecutivo intentó nombrarlos por decreto, pero  es cierto que llegaron a la Corte con prestigio,consenso y convalidados con su voto por una mayoría importante de Senadores. No fueron respaldados solo por un reducido grupo de los  mas alineados con CFK:  Marcelo Fuentes, Pedro Guastavino,  Anabel Fernández Sagasti y alguno mas. Globalmente tenían apoyos importantes. El primero había sido Ministro de Justicia de Kirchner y ex intendente de la capital santafesina con el PJ. El segundo, ahora muy vinculado a la defensa de grandes grupos económicos y especialmente a Clarín, era en los inicios del alfonsinismo  muy cercano al presitigioso Carlos Nino.   Los integrantes  de la mayoría automática menemista ( Nazareno, Moliné O´Connor, Boggiano, Vázquez etc) carecían de su  prestigio académico y atravesaron un  sistema de selección y examen en el Senado mucho menos riguroso. Pero también es verdad que nunca padecieron esta exposición pública, marchas en contra y menos las rectificaciones del Poder Legislativo y las públicas críticas del Ejecutivo.

   El complicado momento institucional de la Corte, donde además su Presidente apareció perdiendo esta votación clave, sirve  para que Adolfo Rodriguez Saa pida ampliar su cantidad de miembros (posibilidad que hoy parece remota) y para que Miguel Pichetto solicite "oxigenar el tribunal".  El presidente del bloque del FPV  habla en realidad de volver a discutir la situación de HIghton de Nolasco. La única mujer del Tribunal debería renunciar a fin de año por cumplir 75 pero hizo una presentación en la Justicia que el Gobierno  decidió no apelar y mantenerla en su cargo. El rionegrino pretende ahora desempolvar un acuerdo gestado cuando llegaron los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz (El FPV los apoya pero el próximo lugar es para un PJ) que la permanencia de Highton de Nolasco vía judicial impidió concretar. 

  Nadie tiene en claro cuál será el futuro del Tribunal pero lo mas ruidoso es el silencio de los señalados por el fallo. Federico Pinedo, muy activo durante toda la semana para plasmar el proyecto que se votó en el Senado dijo hoy "Estaría bueno que, cómo hacía Fayt en la puerta de su casa, los magistrados den alguna explicación pública de por que votaron lo que votaron"

   En el marco de muchas versiones y dudas se indicaba esta mañana que la Corte podría resolver la inmediata libertad de Milago Sala cómo respuesta a varios reclamos internacionales y una forma de descomprimir la situación.  La posibilidad nunca fue confirmada.