lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
09/05/2017
     
Solo ellos

Unicamente el cuestionable fallo de Rosatti, Rosenkranz y Highton podía permitir la singular foto de esta tarde en Diputados: Cambiemos, FPV, Socialistas, Libres del Sur y otros coincidiendo en el mismo proyecto para reducir a su mínima expresión el alcance de lo resuelto por la Corte. Notorio cambio en el Gobierno.

 La imagen de hoy no se va a repetir demasiado. Victoria Donda, Pablo Tonelli, Daniel Lipovetsky, Héctor Recalde, Alicia Ciciliani y Remo Carlotto acordaron un proyecto común y lograron además :  Dos tercios para habilitar el tratamiento de la norma sobre tablas y debatirlo lo mas pronto posible para su inmediato traslado al Senado. Se supone que allí tampoco debería haber inconvenientes. Federico Pinedo ya cuestionó severamente el fallo el domingo y anunció que preparaba un proyecto con su bloque que también deberá ser consensuado con el FPV. 

  Las críticas  no se reducen a los firmantes. Diego Bossio también se encargó de manifestar su disidencia profunda y  hay además  proyectos del peronismo planteando el Juicio Político de los tres integrantes de la Corte que conformaron la mayoría en esta ocasión.  El otro dato judicial del día fue el Fiscal Marijuan, que ante una denuncia del abogado Marcelo Parrili decidió imputar a los tres magistrados cuestionados.

   El dato político relevante de lo sucedido hoy en Diputados es el notorio viraje oficialista. Claudio Avruj, Secretario de DDHH, dijo en principio concordar con el fallo "si se ajustaba a Derecho" y tampoco fue critico Pablo Tonelli, tal vez el diputado con mayor versación juridica dentro de Cambiemos.  La primera luz de alarma en el oficialismo fueron las públicas objeciones de Daniel Sabsay,  Andrés Gil Dominguez, Ricardo Gil Lavedra y varios legisladores radicales. Luego, se indica, aparecieron las primeras encuestas marcando un rechazo superior al 70% por parte de la sociedad y allí empezó el giro de Marcos Peña, continuado por María Eugenia Vidal y y hoy confirmado con el comportamiento del bloque en Diputados.

   El proyecto acordado, básicamente, apunta a limitar lo máximo posible la lista de presuntos beneficiarios y además enviarle desde el Congreso una clara señal política a la Corte. Lorenzetti no debe estar disconforme. Perdió una votación dentro del Cuerpo que preside y eso nunca es bueno pero quedó a salvo de la lluvia de cuestionamientos legales y políticos que hoy tienen cómo blanco sus adversarios.