lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
11/04/2017
     
Ancha o angosta?

No hay acuerdo hoy entre los consultores sobre la avenida del medio y el electorado que no se polariza entre macristas y oposición. Para algunos se reduce cada vez mas. Para otros sigue teniendo mucho peso. Definición de estrategias. Riesgos y conveniencias.

 Diego Reynoso, profesor de la Universidad de San Andrés e integrante del CONICET,  publicó en estos dias un trabajo donde indica que casi no hay grises hoy en la sociedad en materia política. Según sus números un 45 % apoya expresamente al Gobierno en este momento y otro porcentaje idéntico lo rechaza también de manera absoluta. Solo un 10 %  se ubica a mitad de camino de la disputa. El desagregado de estos datos agrega además que la aprobación a Mauricio Macri alcanza al 54 % en los sectores económicos mas pudientes y solo al 39 % en los mas humildes. A nivel geográfico en el Gran Buenos Aires el rechazo a las politicas oficiales llega al 58 % y el respaldo solo alcanza al 37 %. Llamativamente la ciudad de Buenos Aires, cuna del PRO es el otro distrito mas crítico para el Gobierno con un 39 % de aprobación y un 49 % de distintos cuestionamientos. En el NEA, NOA, región centro e interior de la provincia de Buenos Aires mejora la consideración hacia la imagen presidencial y las opiniones favorables se ubican entre un 51 y 52% .  El punto mas cuestionado de la gestión de Gobierno es la política económica. Un 74 % la considera mala y solo el 20 cómo buena.

   A partir de esta situació el estudio habla de una "muy angosta avenida del medio". El sendero que quiso transitar Sergio Massa en las elecciones pasadas sin los resultados esperados: "No somos el kirchnerismo pero vamos a preservar lo bueno del pasado. No llegamos para terminar con todo. Venimos para mejorar." La estrategia no funcionó. La polarización fue extrema. Era con o contra CFK - con Scioli de candidato - y fue para Macri.  La situación ahora es muy parecida y el debate político de la sociedad sobrepasa el ámbito parlamentario donde el Frente Renovador tuvo el año pasado logros importantes. El adversario permanente hoy de CFK es el Gobierno y a la inversa pasa lo mismo. Los  nuevos abanderados mediáticos de Cambiemos ( Casero, Campanella, Fernando Iglesias) solo tienen cómo objetivo al peronismo y al FPV y nunca a Massa. 

  La realidad es harto incómoda para el Jefe renovador, que sabe que no encuentra en este momento su lugar en el mundo. Mientras Gobierno y oposición pelearon en la calle durate todo el mes de marzo Massa estaba en una larga recorrida por  China. Una de sus allegadas mas cercanas, Graciela Camaño, es la que mas lamenta la situación : "Toda la estrategia del Gobierno es pelearse con Cristina Fernández de Kirchner y polarizar de manera permanente"

   Alejandro Catterberg, de Poliarquía, tiene una mirada distinta "Yo no creo que sea tan reducida la avendida del medio. Nosotros vemos otra cosa. Dos minorías muy intensas que respalda acríticamente a Macri y CFK (se podria pensar en un 25 % cada uno)  pero un número mayoritario que no se encolumna en esa pelea y espera por alguna instancia superadora"

   Hay margen en una presunta mayoría silenciosa para escapar de la opción Macri o CFK y construir una nueva alternativa? El tiempo no sobra y el desperfilamiento de Massa no es un detalle menor. En el Gobierno la posibilidad binaria se celebra. El dato en el cual sustentan su optimismo se refiere a la segunda vuelta del 2015: Puede haber un sector muy importante que tenga diferencias con Cambiemos y hoy no exprese cercanía, pero si la opción en octubre es presente o pasado siempre nos termina eligiendo a nosotros.