lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
13/03/2017
     
Audiencia Pública

La no convocatoria postergó largos meses el aumento de tarifas cuando el detalle, le advirtieron al Gobierno, era central. Ahora la negativa a citar a discutir la Paritaria nacional repite la historia y complica la búsqueda de una solución.

 
 Quién recuerda hoy la prolongada Audiencia Pública por el aumento de tarifas que el Gobierno se vio obligado a convocar en setiembre del año pasado en las elegantes instalaciones de La Usina del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires? Nadie salvo algún memorioso que recuerde las muy largas horas de un Aranguren que escuchaba a pie firme tratando  de avanzar urgente con su postergado decreto de incremento de luz y gas.

 Sonia Alesso,  conducción de CTERA explicó hoy porque los paros nacionales de maestros se van a repetir mas allá que haya avances o no en la negociación de cada Gobierno provincial con los sindicatos que les toca en suerte: "La paritaria nacional es una ley que debe ser respetada. Su incumplimiento es parte sustancial del conflicto. Parte del salario de cualquier maestro (Mas de  $ 1200) depende de lo que determine esa negociación" La jefatura de los maestros a nivel país pretende debatir además lo que denuncian cómo reducción o subejecución del presupuesto nacional de Educación y otro tema central que no explicitan: Los maestros están organizados  en distitos gremios a nivel provincial pero luego todos responden a diferentes conducciones nacionales. Si el Gobierno esquiva la instancia federal las jefaturas federales pierden su razón de ser y está claro que tratarán de evitar que se consolide esa estrategia.

  Las audiencias públicas no son vinculantes pero si ineludibles a la hora de avanzar con algún aumento tarifario. Está muy claramente expresado en las leyes que determinaron la privatización de los servicios públicos.  El Gobierno sin embargo soslayo la normativa  y el Ministerio de Energía tropezó muy rápido con fallos judiciales en contra que lo obligaron a dar marcha atrás con los decretos.   En el camino perdió la aplicabilidad del aumento durante largos meses y soportó una larga pelea mediática contra usuarios y opositores. 

 Con la Paritaria Nacional hay muchas similitudes. El Ejecutivo optó por el atajo de decir que el  suedo docente básico iba a ser un 20 % superior al salario mínimo y supuso que con eso provincializaba el debate.  Nunca estuvo muy claro si el Ministro de Educación de la Nación compartía plenamente la decisión  pero  hasta acá el camino elegido no ha funcionado. Mayoritariamente las dirigencias provinciales son solidarias con la conducción nacional y además cada uno pelea su salario con el Gobernador correspondiente. El resultado para el Gobierno no es bueno. Miércoles y jueves hay paro docente en 16 distritos y en la nómina aparecen desde Buenos Aires a Santa Fe pasando por Córdoba, Mendoza o Entre Rios. Los mas importantes todos en conflicto. 

  Mas allá de la cuestión nacional,  tampoco hay avances en Provincia. La deslegitimación de Roberto Baradell no ha funcionado cómo disparador y ahora desde los gremios a intendentes cómo Gabriel Katopodis le reclaman lo mismo a María Eugenia Vidal: Que pida ayuda al Gobierno nacional. La Gobernadora dijo el fin de semana que le gustaría pagarle mejores sueldos a los maestros pero que no tiene recursos.  Mauricio Macri  y Dujovne parte de la solución?